Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Internacional
Etiquetas:   Internacional / Colombia  

Cañón a Cano y Cetro a Petro

Esta semana dos antiguos guerrilleros son el centro de la noticia en Colombia
Isaac Bigio
domingo, 6 de noviembre de 2011, 10:54 h (CET)
El domingo Gustavo Petro, un ex combatiente del M-19, ganó la alcaldía de Bogotá y el viernes el presidente Santos anunció la muerte de Alfonso Cano, jefe de las FARC, aseverando que es el ‘golpe más contundente’ que le han dado en su historia. La lección que el gobierno colombiano quiere dar a sus insurgentes es la siguiente: desmovilícense si quieren llegar a un cetro de poder o sean muertos a cañón.

Cano dirigió a la insurgencia más antigua y fuerte del hemisferio luego de que en marzo 2008 su caudillo histórico (Manuel Marulanda ‘Tirofijo’) pereciera por causas naturales, aunque en estos últimos 44 meses el ejército colombiano sí mató a tiro fijo a varios comandantes centrales de las FARC: Raúl Reyes, Iván Ríos, Mono Jojoy, Martín Villa, Felipe Rincón y Domingo Biojó.

Las FARC son la guerrilla patriarca americana. Hunden sus raíces en la violencia colombiana que siguió al asesinato del liberal Gaitán en 1948 y se estructuró como tal a inicios de los 1960s siguiendo una ideología guevarista aunque, a diferencia de decenas de otros focos armados en América Latina, las FARC se originaban no tanto en intelectuales como en campesinos.

Durante medio siglo, esta organización ha llegado a tener decenas de miles de miembros y aún ahora actúa en todas las regiones de Colombia. Mientras hoy antiguos guerrilleros han sido electos constitucionalmente a la presidencia o vicepresidencia de El Salvador, Nicaragua, Bolivia, Brasil o Uruguay, las FARC y el ELN han persistido en los rifles.

Colombia sí logró que movimientos guerrilleros menores (como el M-19) se reintegraran al sistema. Las posibilidades de que las FARC hubiesen seguido ese mismo camino se abortaron cuando cientos de candidatos de lo que fue su brazo electoral fueron asesinados.

El M-19, a diferencia de las FARC y el ELN, no provenía del marxismo sino de un sector ligado a la depuesta dictadura de Rojas Pinilla (1953-57). Sus antiguos militantes, al trocar las armas por las urnas, también fueron dejando el discurso tradicional de la izquierda para buscar moverse hacia el centro.

Los restos del M-19 contribuyeron a fundar el mayor partido legal de izquierda colombiano (el Polo), el cual ganó dos veces consecutivas la alcaldía capitalina, dentro del cual forjaron su ala derecha, la misma que primero hizo que Petro substituyese a Garzón como candidato (haciendo que en las presidenciales el Polo baje del segundo lugar con el 22% en 2006 al cuarto con 9% en 2010) y luego desintegrase al Polo (cuando el alcalde Moreno del polo es apresado por corrupción) postulándose como independiente y ganando con el 32% la alcaldía capitalina (frente al 43% que antes obtuvo el Polo ya destruido).

Mientras las FARC lloran la muerte de Cano (y también de Gadafi) y el ETA anuncia reintegrarse como el IRA irlandés, Petro querrá ser un Blair que busque mover a la izquierda colombiana lo más posible fuera de la izquierda.

Noticias relacionadas

Hong Kong ha vuelto a paralizarse con una protesta masiva

Los asistentes a la última manifestación no se conforman con las disculpas de la jefa del ejecutivo y piden la cancelación total del proyecto de ley

El gobierno de Hong Kong paraliza la ley de extradición

Crónica y fotos de nuestra corresponsal en Asia, Inma Escribano

Expertos de todo el mundo se movilizan en Brest y la UNESCO para la protección del patrimonio subacuático

¿Cómo puede la ciencia ayudar a preservar los sitios?

Riesgo de propagación del ébola en Uganda

Uganda acoge a más de 300.000 refugiados congoleños y solo en 2019 ya han llegado otros 20.000 más

Parlamento del Reino Unido puede bloquear un brexit sin acuerdo

Los conservadores están aterrados de ir a nuevas elecciones sin que hayan podido lograr su promesa de dar paso a la ruptura con la UE
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris