Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La vida desde dentro   -   Sección:   Opinión

Sueños de silicona

Santiago González
Redacción
domingo, 10 de abril de 2005, 23:32 h (CET)
Se llamaba Natalia y tenía veinte años y la cabeza llena de sueños. Uno de ellos, según nos ha explicado su madre, era someterse a una operación de cirugía estética para un implante mamario. Bueno, es de suponer que para dos. «Iba a cumplir un sueño», declaró la madre, y se encontró en el quirófano con lo que Raymond Chandler llamó «el sueño eterno» en la más popular de sus novelas.

Todo lo que se sabe con certeza sobre el asunto es que, durante la operación que se le practicaba en la clínica madrileña El Bosque, algo se complicó y la paciente tuvo que ser trasladada urgentemente al hospital Gregorio Marañón, donde el escáner que se le practicó a la paciente reveló que sufría un daño cerebral irreversible de resultas del cual falleció.

¿Cuál es la razón de que una chica de apenas veinte años quiera meterse en un quirófano para someterse a una operación de este tipo? No es un caso aislado. Vivimos en una deuda permanente con las apariencias, porque no hay constancia de que nadie haya pedido un trasplante de cerebro para ver si mejora de ideas y sentimientos. Las chicas se inyectan silicona en los pechos, los labios y las nalgas para dotarse de una protuberancias que contrastan con la extraordinaria delgadez que constituye el patrón estético definido por unos modistos que odian a las mujeres y pretenden transformarlas en seres andróginos.

Los hombres recurren cada vez con más frecuencia al trasplante capilar que disimule en lo posible el ominoso cartón que empieza a clarear. Unas y otros se someten alegremente a esas operaciones de reducción de estómago que ya se han cobrado algunas víctimas.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris