Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La vida desde dentro   -   Sección:   Opinión

Sueños de silicona

Santiago González
Redacción
domingo, 10 de abril de 2005, 23:32 h (CET)
Se llamaba Natalia y tenía veinte años y la cabeza llena de sueños. Uno de ellos, según nos ha explicado su madre, era someterse a una operación de cirugía estética para un implante mamario. Bueno, es de suponer que para dos. «Iba a cumplir un sueño», declaró la madre, y se encontró en el quirófano con lo que Raymond Chandler llamó «el sueño eterno» en la más popular de sus novelas.

Todo lo que se sabe con certeza sobre el asunto es que, durante la operación que se le practicaba en la clínica madrileña El Bosque, algo se complicó y la paciente tuvo que ser trasladada urgentemente al hospital Gregorio Marañón, donde el escáner que se le practicó a la paciente reveló que sufría un daño cerebral irreversible de resultas del cual falleció.

¿Cuál es la razón de que una chica de apenas veinte años quiera meterse en un quirófano para someterse a una operación de este tipo? No es un caso aislado. Vivimos en una deuda permanente con las apariencias, porque no hay constancia de que nadie haya pedido un trasplante de cerebro para ver si mejora de ideas y sentimientos. Las chicas se inyectan silicona en los pechos, los labios y las nalgas para dotarse de una protuberancias que contrastan con la extraordinaria delgadez que constituye el patrón estético definido por unos modistos que odian a las mujeres y pretenden transformarlas en seres andróginos.

Los hombres recurren cada vez con más frecuencia al trasplante capilar que disimule en lo posible el ominoso cartón que empieza a clarear. Unas y otros se someten alegremente a esas operaciones de reducción de estómago que ya se han cobrado algunas víctimas.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris