Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Locura hermosa

África Albelda
Redacción
viernes, 8 de abril de 2005, 22:34 h (CET)
Locura: 1- Estado de loco, en cualquier acepción, propia o hiperbólica. 2- Acción cometida con imprudencia o insensatez - *Desacierto, *disparate. 3- Cariño exagerado por alguien o afición o entusiasmo exagerado por algo (María Moliner).

'La locura’, un tema constante en la existencia del ser humano. Me interesa desde siempre por muy distintos motivos, en concreto la 3ª acepción de la definición. Si a veces, muchas veces, se confunde el amor por vivir con la locura, o simplemente está loco aquel que no piensa igual que el resto de sus semejantes.

En todos y cada uno de los días se encuentra mucha de esta “locura”, que para mí son un manifiesto de ganas de vivir como si cada día fuese el último, protagonistas en absoluto pasivos, ni conformistas, con personalidad propia y fuerte, con unos ideales definidos y defendidos a toda costa. Locura en su última acepción no se puede separar de vivir, son una misma palabra, pues ese matiz de la locura no es otro que el de vivir la vida apasionadamente, disfrutar de todas las cosas que nos rodean, de las pequeñas y las grandes, de las cotidianas y extraordinarias.

Pues creo que las pequeñas cosas y cotidianas son las que más tiempo de nuestra vida, van a llenar nuestras vidas, y personalmente las que más me congratulan, ya que son la base de las grandes y extraordinarias.
Adoro el amor a la vida que tiene alguna gente, no a riquezas, a coches, a casas, … Sino a la ‘vida’, que es la obra de arte más hermosa que existe ahora, en este momento, como persona humana.

Vivir: 1 Estar vivo; ... (María Moliner).

Estar vivo, no es simplemente vivir la vida porque es lo que hay, para mí es una elección, querer vivir porque es grandioso levantarse y ver la luz del sol, la gente reír, pensar que podemos mejorar, aprender, amar, ... Pero no quiero decir vivir egoístamente, sin pensar en los demás y hacer lo que nos venga en gana en cada momento, sólo hablo de alegría de vivir, lo que incluiría tolerancia, respeto, educación y sobre todo libertad, inseparable de responsabilidad.

Este tema me apasiona, la vida, vivirla, aunque sea para muchos locura, un concepto peyorativo para mí es positivo, ¿qué sería de la monotonía sin ella?

A veces esta pasión nos hace sufrir, pero otras muchas nos hace ser felices, porque como decía Anthony Hopkins en Tierras de penumbra, cosa que nunca olvidaré, “La felicidad de hoy es parte del sufrimiento de mañana”, “La felicidad de hoy es parte del sufrimiento de entonces”, “El sufrimiento de hoy es parte de la felicidad de mañana” “La felicidad de hoy es parte del sufrimiento de entonces”. Así es, sino nos queda ser meros espectadores, no protagonistas de nuestra propia vida.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris