Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La buena noticia   Verano   -   Sección:   Opinión

Ya está el copo lleno

Por desgracia no me puedo referir a aquella especie de velo negro que traía prendido en su fondo pececitos de plata en forma de chanquetes o de boqueroncitos de “alba” o de “prima”
Manuel Montes Cleries
domingo, 2 de julio de 2017, 13:10 h (CET)
Esos copos de los años setenta, en los que humildemente aportaba mi técnica y experiencia como marengo de tralla, se perdieron en la noche de los tiempos. Hoy me refiero a la llegada de los vecinos a los apartamentos que me rodean en mi paraíso veraniego.

Cuando nos volvemos a ver nos engañamos mintiendo como bellacos al expresar la admiración por lo bien que estamos. La verdad es que nos encontramos un año más viejos, con más achaques y sufriendo por la ausencia de alguno que se ha quedado por el camino de un invierno más.

La buena noticia es que estamos aquí de nuevo. En mi familia con dos niñas más y otro en camino. Los vecinos con niños que se hacen mayores y mayores que disfrutan de la jubilación. En la playa hordas de bañistas (domingueros o no) que gozan de un vehiculo, sombrillas, barbacoas y cacharros de todo tipo que despliegan junto a la mar mediterránea.

Nada de aquél tren de humo de mi infancia, los merenderos a los que se llevaba la comida y la vuelta andando desde la estación del puerto hasta la lejana casa. Hoy, gracias a Dios, todos tenemos acceso a la playa con todas las comodidades y un gasto mínimo. El sol y la mar… gratis total.

Bienvenidos sean mis vecinos veraniegos. Mi compañero de dominó, Pepe, que ha estado entrenando todo el invierno en su Antequera. Ganaremos lo que podamos. Y yo, vuestro humilde servidor, abriré la playa cada mañana a primera hora. Después del baño de las nueve, les diré el estado y temperatura de la mar salada. Y, allá a la una y pico, ayudaré a bañarse a las damas impenitentes que siguen sin aprender a nadar. Esto es vida. El verano es una buena noticia.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El “aparato” enmohecido del PP ve división donde hay catarsis

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVII)

La separación de las dos secciones hace de los miembros del Opus Dei unos misóginos y unas misandrias

Sánchez intenta rebajar la crispación haciéndole el juego al soberanismo

“Cuando hay tormenta los pajaritos se esconden pero las águilas vuelan más alto” Mahatma Gandhi.

Mario Abdo Benítez renueva amistad con Bolivia

Ignorando a las fuertes presiones contrarias a la integración, el presidente electo de Paraguay reafirmó su vocación por el entendimiento con la vecina Bolivia, liderada por Evo Morales

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVI)

San Josemaría decía que en la familia del Opus Dei, al no haber madre, él era a la vez padre y madre. Mal empezamos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris