Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Todos quieren a Patxi

Ekain Rico (Bilbao)
Redacción
martes, 5 de abril de 2005, 07:32 h (CET)
Ayer, lunes, los vascos estábamos emplazados a escuchar las propuestas de quienes nos van a representar en el próximo parlamento autonómico que surja de las elecciones del 17 de Abril, de boca de los candidatos a lehendakari del PSE-EE (PSOE), PNV-EA, PP e IU. Sin embargo, lejos de decirnos qué es lo que quieren hacer o cuáles son sus propuestas estrella, algunos candidatos parecían más interesados en resucitar antiguos frentes, pasados bloques y caducas posiciones que lo único que han traido a Euskadi es la fractura de su sociedad.

La candidata María San Gil (PP), echaba una y otra vez en cara al señor Ibarretxe (PNV-EA) el no haber estado nunca del lado de las víctimas y los demócratas para, acto seguido, avisar de los mil y un peligros que podría causarnos confiar en el candidato socialista, Patxi López, a quien sin embargo e inexplicablemente llamaba a un posible gobierno constitucionalista.

De otro lado, el señor Madrazo (Ezker Batua-Izquierda Unida), se arrogaba la representación única de la izquierda vasca y afirmaba implícitamente que la coalición PNV-EA representaba a la más rancia derecha, incapaz de llevar a cabo políticas sociales si no fuera por la presencia de su formación política en el Gobierno Vasco. De ser así, curiosos compañeros de viaje los que el señor Madrazo ha elegido para ese giro a la izquierda que por toda la geografía vasca nos va prometiendo. Con todo, a pesar de acusar también al PSE-EE de todos los males posibles e incluso de haber pactado, en ocasiones, con la derecha del PP –se olvida de la calificación que él mismo ha hecho de la coalición PNV-EA–, al final de su interlocución, también llamó al señor López a unirse en una coalición que asegurara el progreso y la izquierda en el País Vasco.

Por su parte, el candidato Ibarretxe, interesado en tratar de demostrar al electorado nacionalista las coincidencias entre PSE-EE y PP, quiso recuperar aquella política de frentes y choque de trenes que tan buenos resultados le trajo en las anteriores elecciones autonómicas. Aún así, no lo tuvo nada fácil. A día de hoy, pocas o ninguna son las coincidencias entre socialistas y populares en el País Vasco, cosa que quedó patente, aún más, con las acusaciones de filonacionalista que la señora San Gil, profirió repetidamente contra el candidato socialista. Sin embargo, lejos de toda lógica posible, el señor Ibarretxe tampoco pudo reprimirse y, más de una vez, pudo apreciarse en sus palabras una fuerte añoranza por aquellos tiempos en los que los socialistas compartían gobierno con su partido.

Visto lo visto, dónde queda el PSE-EE; qué es lo que hace que los demás partidos inviertan tanto tiempo en intentar desacreditar las propuestas socialistas para, después, fuera de todo esquema racional, intenten atraerlos hacia sí; en resumen, y si se me permite la broma, ¿Por qué todos quieren a Patxi? Es como si en el subconsciente de todos los contendientes, un gobierno en el que estuviera presente el PSE-EE, se dibujara como un gobierno ideal.

En definitiva, con los discursos de ayer, lo único que me quedó claro es que algo tiene que tener Patxi López y la propuesta socialista, para que todos se peleen por él. ¿Serán sus propuestas sociales?; ¿Será su posición abierta a reformas estatutarias que respeten los límites constitucionales?; o quizá será porque todas las encuestas reflejan un espectacular avance de los socialistas. No lo sé, no soy capaz de aventurarme en las mentes de aquellos políticos, pero lo que sí puedo afirmar es que, cada vez más, una idea está calando en la sociedad vasca: La solución pasa por el Partido Socialista de Euskadi.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris