Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cristianismo originario   Pobreza  

¿Daría usted una bofetada a un niño hambriento?

La humanidad se comporta como los pasajeros de Titanic
Vida Universal
martes, 27 de junio de 2017, 00:01 h (CET)
En septiembre de 2015 los jefes de gobierno y de Estado de todo el mundo ratificaron un programa por el cual, tanto el hambre como la pobreza deberán estar erradicados en todo el mundo en un plazo de 15 años. Al menos este es el objetivo de las Naciones Unidas para el desarrollo.

Sin embargo es muy significativo destacar que en ninguno de los documentos publicados hasta la fecha se haya incluido ni un solo punto de los 169 incluidos en la propuesta de solución de la ONU, puntos que implican la reducción del consumo de carne. Y esto a pesar de que ya es un hecho constatado que de la cosecha de grano mundial se destina ¼ parte, es decir 500 millones de toneladas, a la alimentación de la ganadería intensiva. Un hecho que indigna a cada vez más personas, como por ejemplo a Philip Wollen, el ex-presidente de Citibank, quien manifestó: «Los países pobres venden su grano a occidente, mientras que sus propios hijos mueren de hambre en sus brazos. Y nosotros se lo damos de comer al ganado para poder comer luego un filete. ¿Soy el único que ve esto como un delito? Cada bocado de carne que comemos es una bofetada en la cara llena de lágrimas de un niño hambriento».

Sobre esta problemática también el suizo Jean Ziegler, quien fue enviado especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación, llamó la atención. De él hemos escuchado: «La agricultura mundial podría dar de comer sin problemas a doce mil millones de personas. Un niño que hoy en día muere de hambre muere asesinado». Jean Ziegler, un hombre concienciado que no deseaba participar de este terrible genocidio, dejó de comer carne.

Muchos de los paiíes que prefieren destinar el grano a la ceba de animales antes que alimentar a las personas que padecen hambre, e incluso alimentar a su propia población con el nutritivo cereal, pertenecen al denominado occidente cristiano, ¿Pero qué tiene esto de cristiano? Jesús de Nazaret, a quien se remite la cristiandad, ayudó durante Su vida a los débiles y desprotegidos, tal y como muestran muchos ejemplos en los Evangelios. Él enseñó: "Lo que hagáis al más pequeño de Mis hermanos, eso me lo habréis hecho a Mí".

Sin embargo la humanidad se comporta como los pasajeros de Titanic: el barco tardó 8 horas en hundirse, y mientras los pasajeros adinerados seguían bailando al ritmo de la orquesta, la gente bajo cubierta se ahogaba. En la actualidad mientras muere de hambre un niño menor de 10 años cada 5 segundos, en los paiíes desarrollados la gente sigue derrochando alegremente.

Hágase consciente y solidario y sepa que modificando sus hábitos alimenticios la situación podría cambiar de forma radical: por cada trozo de carne menos que se coma se podría destinar más cereales al consumo humano. De esta forma se podría incluso reducir los 15 años que la ONU se ha propuesto para erradicar el hambre y la pobreza.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos

Viva La France

Han pasado siglos desde que Joseph Rouget de Lisle creará el himno de La Marsellesa que para el batallón

Dejémonos amar

Nuestra gran asignatura pendiente, es no haber aprendido a querer, queriéndonos

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris