Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Literatura   -   Sección:   Opinión

Cambia para que todo cambie

La lectura de Expediente Rojas y yo
Carlos Ortiz de Zárate
martes, 27 de junio de 2017, 00:01 h (CET)
Pierre Monteaguado es un amigo que conocí en Literania. Estábamos varias decenas de escritor@s, editoriales, imprentas… Creo que es el único que contacto con la totalidad de expositores y visitantes. Él está en la lucha, entonces y ahora, con “Barrios de Letras”.

Compré Expediente Rojas como homenaje al ser humano que conocí, no siento apetencia por el género.

Me ha costado entrar. No me ha sido difícil. En el prólogo, Eloy de la Pisa, me anima:

“Cuando Pierre me presentó el tema […] lo primero que pensé fue que allí estaba otra teoría conspirativa más”

Y el mismo presentador aclara que si no hubiera sido por esa humanidad luchadora de Pierre no hubiera leído la obra. Lo explica así:

- Claro, eso es ¿No le pasa eso a usted en muchos momentos de su vida?

Ojala nos pasara más a menudo. No me arrepiento de haber leído la novela. Ha abierto perspectivas que me había cerrado yo mismo.

El doctor Rojas es tanto derroche de humanidad como lo es Pierre. Hace que me reconcilie con un género que consideraba evasión de una cotidianidad que nos está aplastando. La novela no es nada de eso; es la historia de un hombre que se pasa la vida luchando para defender su verdad. Pierre no es solamente el autor. Es la encarnación del personaje.

Gracias, amigo, me has ayudado a salir de mi burbuja.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIX)

Mala cosa es enseñar los galones solamente; o peor, vivir de las rentas

El Gobierno impasible ante las amenazas a España

Sánchez resucita a Franco y Calvo minimiza la amenaza de Torra

Aquelarre monárquico en Barcelona

Hooligans sin respeto por las víctimas

Dios es grande

Sin la presencia del Padre de nuestro Señor Jesucristo las mujeres violadas difícilmente superarán el trauma de la fechoría cometida contra ellas

El mundo se acrecienta de víctimas

Solidaricémonos al menos con su poética mirada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris