Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Mentiras   -   Sección:   Opinión

Los únicos

Tonia Etxarri
Redacción
lunes, 4 de abril de 2005, 22:09 h (CET)
Como si se hubieran puesto de acuerdo, ayer fue el día de los candidatos 'únicos'. La mayoría de ellos se creen, o al menos eso dicen, irrepetibles, inimitables, singulares, solos en su especie. Llevamos solo tres días de campaña y se acabó el buenismo. Solo Mariano Rajoy sigue apostando por un gobierno constitucionalista aunque María San Gil le diga que los socialistas no están por la labor.

Los demás hacen apuestas ya no por el mejor postor sino por el único. Ahí, hay que reconocerlo, lo tiene mal Javier Madrazo. Una cosa es poder convertirse en la llave del próximo Gobierno, según sean los resultados electorales, y otra atraer, por sí solo, al gentío, si no ha sido capaz de convencer ni a Llamazares en asuntos cruciales de Euskadi. Aún así, se cree «único» para agrupar a la izquierda y, sin que se le muevan las gafas ni un milímetro, él, que ha gobernado durante cuatro años con el PNV, emplaza a Patxi López a que se comprometa a no pactar con el PP para formar gobierno.

Una maniobra como cualquiera para llamar la atención, pero los socialistas vascos, ni caso. Y como también se creen «únicos» (Guevara dice que solo ellos pueden arreglar el estropicio de Ibarretxe) critican a los nacionalista y se distancian del PP. Pero hasta Javier Rojo, flamante presidente del Senado, se ha puesto al día. Sabe que los suyos opinan que, a pesar de la batalla partidaria de Madrid, aquí, en Euskadi, su adversario debe ser el nacionalismo. Por eso ya ha empezado a arremeter contra el consejero Azkarraga al que le ve más defensor de Arnaldo Otegi que de las víctimas de ETA. Ibarretxe no iba a ser menos en la carrera singular. Asegura que él y lo suyos han sido «los únicos que decimos no a la violencia para siempre y sí a la convivencia...».

El PSE y PP, con la alforjas llenas de capítulos de desprecio del nacionalismo hacia ellos, en momentos en los que necesitaron consuelo y apoyo, no dan crédito a lo que oyen. Y como ETA quiere meter baza en campaña, habla de negociación para distraer al gobierno de Rodríguez Zapatero. Pero en su último boletín da la impresión de que está haciendo un balance a modo de inventario. Si no fuera porque su agonía lenta y con altibajos puede provocar disgustos (de los que llama Joseba Egibar «otro tipo de acciones» y el resto de la humanidad, «crímenes»), se diría que está a punto de echar la persiana del negocio.

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris