Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El testigo   -   Sección:  

El héroe español

Antonio Martín
Redacción
lunes, 4 de abril de 2005, 00:38 h (CET)
Deberíamos todos sentirnos afortunados: estamos viviendo la etapa de oro del automovilismo español, lo que sin duda se ve reflejado en las altísimas audiencias que cada dos semanas cosechan las retransmisiones de Telecinco, logrando picos de casi cuatro millones en algunos casos. No hay duda de que éste fenómeno tiene un nombre, y es Fernando Alonso.

En los últimos días hemos estado escuchando numerosas declaraciones sobre el resurgir de Ferrari, en parte realizadas para contrarrestar la euforia desatada tras las grandes actuaciones de Renault y Toyota en los dos primeros premios. Schumacher, tras lo visto en las primeras sesiones de entrenamiento, mejorará ostensiblemente los resultados anteriores gracias a la nueva máquina que están utilizando estos días en el circuito de Bahrein, el publicitadísimo Ferrari F2005. En cambio, su compañero, Rubens Barrichello, rompió la caja de cambios en la sesión del Viernes.

En cambio, Alonso está en racha, conduce de manera impresionante y sin apenas esfuerzo ni dificultades. Parece quitarse de encima los tiempos de sus competidores sin apenas esfuerzo y mantiene una regularidad exquisita, que esperemos culmine en una nueva victoria en Bahrein, que le permita seguir liderando la clasificación mundial de pilotos. Acaba de lograr primer puesto en la sesión de el Sábado por la mañana, y por tanto tiene media “pole” en el bolsillo.

Bahrein puede deparar el duelo entre dos titanes de la conducción, Schumacher y Alonso, una lucha entre dos generaciones, entre dos pilotos que han ofrecido a los aficionados a este deporte momentos brillantes e inolvidables. Sin duda, Schumacher, al retirarse, cederá el testigo a Alonso como el mejor piloto del mundo, ya que el español demostró ya los años anteriores, que sin un coche tan perfecto como el Ferrari, lograba estar a la altura del gran Michael. Hoy día, las fuerzas se han nivelado, ambos poseen máquinas muy similares, y en este paisaje a cuarenta grados y con el viento soplando a gran fuerza, sólo la calidad de su conducción podrá dirimir quién de los dos es el mejor. No nos lo podemos perder. Suerte Fernando.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris