Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Mentiras   -   Sección:   Opinión

Razones para el entusiasmo

Tonia Etxarri
Redacción
sábado, 2 de abril de 2005, 22:05 h (CET)
El perfil de esta campaña va a ser, forzosamente distinto. No es que nos vayamos a encontrar con una etapa 'ilusionante',de ésas en las que se solía embarcar el lehendakari, pero tampoco hay razón para que la ciudadanía dé menos valor a estos comicios que a los del 2001, como apuntan las encuestas. No hay dos bloques claramente coaligados, como ocurrió entonces (lo que, por cierto, provocó la mayor movilización de voto conocida), pero hay más motivos, ahora, para el entusiasmo democrático. A saber: ni ETA es la que era hace cuatro años; ni Batasuna podrá concurrir, como tal, a estos comicios al haber considerado la Justicia que forma parte del entramado del negocio terrorista. Ni Otegi, pues, podrá beneficiarse del escaño en el próximo Parlamento.

El papel electoral del conglomerado de Aukera Guztiak (su representante llegaba ayer por los pelos a la presentación de alegaciones), y que logró dividir a los jueces del Tribunal Constitucional hasta el extremo de provocar un empate en la discusión sobre la 'limpieza' o no de las listas, supuso un factor añadido de tensión preelectoral. Independientemente de que Aralar, el partido que coordina Zabaleta llegue al Parlamento vasco, no cabe duda de que jugará un destacado protagonismo encauzado a atraer al voto de los independentistas que no quieran que su papeleta caiga en saco roto.

Ante tal movimiento de piezas, todos los partidos vascos se han visto obligados a cambiar sus estrategias electorales. Incluso el PNV, aunque su candidato Ibarretxe siga enarbolando la bandera del plan, intentará no asustar (ya se encargará Errazti desde EA de subir el pistón) de manera que puedan dar la vuelta al lenguaje y nos encontremos, en plena campaña, con un Imaz asombrado y preguntando, por ejemplo, a la afición «¿pero quién habla de independencia?». Comprobaremos, en fin, cómo se utilizan sinónimos como si no lo fuesen, para hacer creer que algo es distinto de lo que es idéntico. Tendrán que hacer juegos malabares, desde luego, porque, aunque no existan dos bloques configurados y el entorno de ETA se quede fuera del juego democrático, la situación sigue tan reñida que el dacantamiento de la balanza será por los pelos. Tal como ha sido esta legislatura. Tal como ha ido sacando el Gobierno de Ibarretxe sus iniciativas en el Parlamento vasco más bronco deesde que él llegó a Ajuria Enea. Ayer, en la conmemoración de la inauguración de la institución, Atutxa se olvidó de mencionar a dos parlamentarios asesinados por ETA. Una manera de empezar la campaña poco honrosa.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris