Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Cristal

Marta Santos
Redacción
viernes, 1 de abril de 2005, 22:43 h (CET)
La noticia no es que los publicitarios hayan tenido una buena idea ni que una empresa de Vancouver que fabrica cristal haya puesto una marquesina publicitaria en la calle. La noticia no es que dentro de las dos láminas del potente cristal hayan colocado ciento cincuenta mil dólares. Tampoco es noticia que el dinero sea auténtico, ni que esté ahí, al aire, para que lo coja el que rompa la fibra.

Por no ser, la noticia no es ni que la marquesina lleve varios días en la calle y nadie la haya roto. Que dicen que algunos han intentado quebrar el vidrio con objetos diversos y nada, ahí sigue el publicitario reclamo, relleno de dinero intacto.

La noticia, como ya habrán descubierto, es Vancouver. ¿Qué clase de vida paradisíaca llevan los habitantes de esa ciudad para que nadie haya roto el cristal todavía y se haya llevado el papel? ¿Cómo es el nivel de vida de los ciudadanos de Vancouver? ¿Qué comen? ¿Qué les echan en el agua?

No será por el frío. En ciertas zonas de Perú hace muchísimo frío, sobre todo a la altura del estómago. Me gustaría mucho ver esa marquesina de potente cristal con dinero e, incluso, con un par de publicitarios dentro en los fríos inviernos de México o Bolivia o Camboya o incluso en la fresquísima meseta castellana.

Parece que la prensa de Vancouver ha llamado 'vándalos' a los que, con palos y cucharillas de café, se han acercado a la marquesina de los dineros, han dado un par de golpecitos y han dicho 'Deja, Frederick, que parece que está duro de verdad'. La prensa de Vancouver es también noticia, por ese vocabulario. En la prensa de los países más fríos del mundo, que son aquellos donde se hielan estómagos y niños, no se hablaría de vándalos ni de palos. En esos lugares, el titular y la entradilla dirían cosas como 'Alegres grupos de ancianos, niños y mujeres se han acercado a la marquesina con pistolas, ametralladoras y lanzallamas y en un periquete han roto el cristal y se han llevado el dinero, así como a los publicitarios, que ya están en paradero desconocido'. La noticia se extendería para hablar del frío de las calles limeñas o camboyanas 'donde arde una viva fogata prendida con la ropa de los publicitarios y algunos mechones de su cabello, y alrededores de la cual los alegres niños y ancianos, oficinistas y campesinos, bailan para celebrar que el vidrio ha sido y será siempre frágil material'.

Definitivamente, Vancouver es noticia. Lástima que Jiménez del Oso haya muerto. Una visita suya habría descubierto, quizá, el misterio.

Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris