Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La vida desde dentro   -   Sección:   Opinión

Examen riguroso

Santiago González
Redacción
viernes, 1 de abril de 2005, 22:43 h (CET)
De entre todas las piezas que forman el entramado institucional autonómico, pocas soportarían como el Ararteko un examen riguroso a su gestión, al cumplimiento de la tarea para la que fue creada. Y esto ha sido así con todos y cada uno de los titulares que han encarnado la institución desde Juan San Martín en 1987. Cuesta mucho encontrar un candidato con el respaldo de la mayoría de 3/5 que se establece en la ley, ya se sabe que el consenso es flor extraña en este invernadero. Dios y ayuda costó el acuerdo para nombrar como sustituto de San Martín a Xabier Markiegi, que fue un gran Ararteko, a pesar de que su euskera, que era el inconveniente de los nacionalistas para su nombramiento, no era mejor que el del lehendakari Ibarretxe. Al término de su mandato no hubo acuerdo para su renovación y pasó a desempeñar el cargo de manera interina su segunda, Mertxe Agundez, que estuvo a punto de quedarse como interina para siempre, por la dificultad para encontrar un sustituto a Markiegi. Agundez desempeñó bien su cometido y, cuando al fin hubo consenso en la persona de Iñigo Lamarca, hace casi un año, se volvió a acertar con una persona adecuada para el cargo, a juzgar por lo que llevamos visto.

El Ararteko hizo ayer balance de las actuaciones de la institución durante 2004: se recibieron 1.531 quejas de ciudadanos, la mayor parte relacionadas con el urbanismo y la vivienda, por falta de accesibilidad para discapacitados. La mitad de las quejas van contra los ayuntamientos, el 35% contra el Gobierno vasco y algo más del 11% contra las diputaciones. El Ararteko denuncia que las administraciones públicas no son un modelo de colaboración y adivinen cuál, de entre todos los departamentos de todas las instituciones, se ha mostrado más renuente a colaborar con el Ararteko. Pues sí, acertó: el Departamento de Edukazión que (todavía) dirige Anjeles (sik) Iztueta.

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris