Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ser o no ser   -   Sección:   Opinión

Ampliar el local

Manuel Alcántara
Redacción
jueves, 31 de marzo de 2005, 22:54 h (CET)
Sólo en los negocios que van muy bien, como algunas alcaldías de pueblos litorales, existe la necesidad de extenderse. El éxito lleva a la ampliación y todo se ensancha, al mismo tiempo que se aprietan los lazos familiares. En las comunidades pequeñas está por hacer la estadística de los parientes de los sucesivos alcaldes que trabajan, con desigual entusiasmo, en las Casas Consistoriales, que se han ido convirtiendo en la casa de todos.

Como en los tiempos de Galdós, cada partido triunfante en las elecciones coloca una hornada en la que abundan los zoquetes. Cuando varía la situación, muchos permanecen. Eso explica que una cuantiosa parte del presupuesto de los Ayuntamientos se dedique a pagar la nómina de los que trabajan en el Ayuntamiento. Siempre es satisfactorio ver cómo algo crece. No van a ser únicamente los estadios de fútbol y los supermercados.

Que yo recuerde, y tengo una memoria magnífica, así como un regular entendimiento y una muy débil voluntad, no ha habido necesidad en España de ampliar los templos ni las plazas de toros. Ambas aficiones se alojan holgadamente en los recintos especializados que existían cuando el número de habitantes de este país era mucho menor. Se me ocurren estas modestas reflexiones ante el hecho, absolutamente lamentable, de que sea necesario ampliar las cárceles. Hay muchas, pero son pocas. Mejor dicho, son insuficientes para la cantidad de personas que hacen méritos para ingresar en ellas, ya sean nativos o foráneos.

La población reclusa en España ha rebasado ya las 60.000 personas y el índice de ocupación desborda el 130%. Los sociólogos deben estudiar por qué sólo es necesario ampliar los Ayuntamientos y las prisiones. Lejos queda el propósito de que haya un sólo preso por celda, claro que tampoco es posible que todos los concejales sean de urbanismo. Además, con las cárceles pasa como con las centrales nucleares: sabemos que son necesarias, pero queremos que se instalen en el pueblo más lejano.

Noticias relacionadas

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria

La jungla urbana

​No se dan cuenta los señores políticos que han perdido por completo la credibilidad para el común de los mortales

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris