Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ser o no ser   -   Sección:   Opinión

63 páginas

Manuel Alcántara
Redacción
domingo, 27 de marzo de 2005, 23:48 h (CET)
La ONU ha cumplido 60 años, pero está muy bajita para su edad. Su secretario general, Kofi Annan, sabe que no está cumpliendo satisfactoriamente las ecuménicas misiones que se le encomendaron, pero sabe también que eran muy difíciles de cumplir y que el mundo no puede cambiar si antes no cambian los dioses. De todas maneras, no se desanima y acaba de proponer la mayor reforma de la institución desde que se creó. Su informe tiene 63 páginas mecanografiadas, es de suponer que a doble espacio.

Hay que crear un Consejo de Derechos Humanos, el primero de los cuales es comer. Si no se hace la digestión no hay nada que hacer. Potenciar la lucha contra la pobreza es lo primero, antes incluso que adoptar un tratado internacional contra el terrorismo. El hambre es una forma de terrorismo silencioso, sin más ruido que el que hacen las tripas, y esa circunstancia afecta a más de 800 millones de personas en 36 países.

De vez en cuando se analizan sus causas, mientras la FAO pide esas ayudas urgentes que siempre se dejan para después: las guerras, las plagas de langosta, la sequía o las inundaciones... todas son culpables, ya que la Naturaleza nunca ha sido una buena mamá más que para algunos de sus hijos, pero el motivo principal es el egoísmo. No hay nadie, que se sepa, que ame al prójimo con la misma intensidad que se ama a él. Hay quien ama a sus hijos o a sus padres más que a él, pero eso es fácil. Lo difícil es preferir que le toque la Bonoloto al señor del segundo izquierda, que también está bastante próximo.

La ONU se propone reformarse. Paul Valery decía que toda vida debe ser una empresa de rectificación interior, pero lo malo es que a la mayoría de los seres humanos no nos da tiempo a rectificar nuestros errores en una sola vida. Es muy corta y las equivocaciones son largas. Además, Kofi Annan no es ningún niño.

Noticias relacionadas

Cataluña

Con lo que me gusta Cataluña y he llegado a sentir “vergüenza ajena” de los catalanes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXVII)

La dirección espiritual, y la corrección fraterna son los dos pilares de control de la secta Opus Dei, invadiendo el interior de las personas

Una revolución contra natura

Resulta perverso pretender la supremacía de un género sobre otro o la desnaturalización de la persona para “moldearla”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXVI)

El Opus Dei sigue siendo un instituto secular vinculado indisolublemente a la prelatura personal de la Santa Cruz

Un poco de respeto, por favor

El master de Casado, el “postureo” de Sánchez las declaraciones de Corina, la venta de armas que asesinan a niños , las provocaciones del emérito y “El Pais”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris