Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión   Política   PSOE   Rubalcaba  

¿En qué quedamos?

Primero Alfredo, después Alfredo P., más tarde Rubalcaba y ahora nos exige señor Rubalcaba
Mercedes Zaragüeta Casanova
@MerZaragueta
lunes, 26 de septiembre de 2011, 07:03 h (CET)
"Hola, buenos días, se está hablando mucho estos días del caso Faisán; Rubalcaba, me gustaría preguntarle...". En ese momento el candidato socialista interrumpe tajante a la periodista: "señor Rubalcaba".

¡Oiga señor Rubalcaba, ya está bien!. ¡Deje de contradecirse, si no sabemos de qué forma dirigirnos a usted, es por su culpa!. Señor Rubalcaba usted está completamente perdido, confuso y lleno de líos.

Menuda campaña nos espera... Parece que tendremos que buscar la forma de amenizar los próximos días. Una reportera valenciana trataba de hacer su trabajo, es decir, ejercer la libertad de información y contar la versión de todas las partes. Pero después de tantos años en el Gobierno, uno aprende a desviar la atención cuando el tema en cuestión le incomoda. Señor Rubalcaba entre tanto pelota y tanta adulación de los suyos, usted está encantado y además está fascinado con esa fama de "gran comunicador" que se ganó tras las las elecciones de 2004. Pero enfrentarse a los periodistas es duro con tanto ego, más si el susodicho es una valenciana. Y es que es el caporal de todo un ganado valenciano que no le ha hecho ningún bien en esta Comunidad y usted señor Rubalcaba lo sabe.

Su equipo electoral nos vende la milonga esa de "la cercanía del candidato", se introduce en Twitter y en la red social no dejan de lloverle. Pide que le llamen Alfredo, y ahora exige que sea "señor Rubalcaba". ¡Aclárese!. Deje de primar sus intereses por encima de cualquier otro y de tomar decisiones estratégicas a base de improvisaciones que le hacen contradecirse en absolutamente todo, diseñe un plan serio, apueste por unas medidas firmes y defiéndalas hasta el final, pero deje de confundirnos porque en esta columna una ya no sabe ni cómo llamarle. Después de todo, de algo no hay duda, ser periodista, valenciano y además preguntar por el caso Faisán es una mezcla que incomoda al señor Rubalcaba.

Noticias relacionadas

Todos quieren nueces

Algunos se resisten a perder el cargo regalado e inmerecido para que pudiera gobernar el ególatra Sánchez

Ronda de Outeiro, gatuno

Un poema de Aurora Valera

La dificultad de ganarse los galones de “venerable anciano”

“Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.” Ingmar Bergman

Divagaciones sobre lo público, lo privado y la defensa del ciudadano

No estoy muy seguro de que se defienda por el gobierno el derecho de propiedad

Un vecino de Alcossebre se jacta de que atropella gatos porque le molestan

El ayuntamiento de Alcossebre pone parches, y poniendo parches pone en peligro no sólo a los gatos sino también a los vecinos de Alcossebre
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris