Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Televisión y Medios
Etiquetas:   Crítica de TV  

Carretas

Javier Esparza
Redacción
sábado, 1 de octubre de 2005, 21:47 h (CET)
No ignorará usted que la reciente edición de 'Gran hermano Vip' ha visto la victoria de una señorita llamada Ivonne Armant, meritoria del mundo del espectáculo que pasea por los escenarios dos poderosas razones -una en cada lado de la caja torácica- y que, como tercera razón, aduce parentesco con el tenor Plácido Domingo. Ivonne, para explicar su triunfo, acaba de hacer unas declaraciones llamativas en las que desvela su estrategia: «Había que ganarse el voto de las mujeres, porque el de los hombres se gana con un buen escote». Y nadie negará la calidad del escote de tan fina estratega, escote cuyas dimensiones sobrepasan lo anatómico para entrar en el terreno de lo orográfico.

¿Está en lo cierto Ivonne? ¿Basta la exhibición de un canalillo del porte del de Suez para que la adhesión masculina surja de manera espontánea? Es sabido que hay objetos que tiran más que dos carretas. Eso lo ha demostrado la experiencia histórica y, además, está inscrito en las leyes de la naturaleza. La propia Ivonne habrá de reconocer que, en su caso, tales objetos tractores desarrollan una potencia completamente singular, muy superior a la que despliegan otros de su mismo género; tanto que, en el caso de la señorita Armant, no habría que hablar de simples carretas, sino más bien de bull-dozers.

¿Tan necio es el género masculino, en universal, como para guiar sus conductas en la vida por motivaciones de ese carácter? Tal y como Ivonne plantea su argumento, se diría que tiene una pobre idea del espectador varón de 'GH Vip'. Sería abusivo concluir que basta un buen par para tener éxito en la vida. Lo que pasa es que, cuando uno se pone a ver 'GH Vip', lo que busca no es exactamente descubrir las dotes intelectuales de los concursantes, sino más bien ese otro tipo de atractivos que Ivonne ha demostrado saber administrar ya no con generosidad, sino incluso con munificencia. Por cierto: notará el lector que hemos sido capaces de componer un texto sobre la señorita Armant sin escribir la palabra teta. Heroísmo del idioma.

Noticias relacionadas

OT Y GH VIP: dos fenómenos para jóvenes y adultos

Más del 90% de la audiencia de ambos programas usaron Youtube durante el período

'Inside No. 9' vuelve a Filmin por Navidad

La plataforma de streaming estrena episodio especial la próxima semana

Netflix renueva 'Narcos: México' por una segunda temporada

Se desconoce la fecha y si su principal protagonista seguirá en las nuevas entregas

Netflix estrenará en enero su nueva serie adolescente 'Sex Education'

Sus ocho episodios llegan a Netflix el 11 de enero

TNT España estrena su primera serie original el 25 de enero

'Vota Juan' está protagonizada por Javier Cámara y María Pujalte
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris