Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El Consueta   -   Sección:   Opinión

Tres palabras nada más

Félix Población
Redacción
miércoles, 23 de marzo de 2005, 00:19 h (CET)
En todas las televisiones cuecen las habas del partidismo gubernamental con mayor o menor grado de ebullición. La vasca está a las órdenes del PNV, como muchas otras cosas en aquel país nuestro, y eso se nota sobre todo durante las campañas electorales. La que está en curso promete ser más decisiva que otras, por aquello del plan del lehendakari, y tiene a los operadores de audiencia de Euskal Telebista en estado de máxima alerta. Tanto que la entrevista a Zapatero de días atrás, prevista para una buena hora de la noche, pasó a emitirse casi de madrugada. No fuera que la imagen y la labia del señor presidente resultaran en exceso tentadoras.

Es claro que al fibroso Ibarreche, muy reconocido por su afición al ciclismo, le tiene un tanto preocupado la acelerada remontada del Partido Socialista en los últimos sondeos. El líder de ese equipo en alza se llama José Luis Rodríguez Zapatero y sus posibilidades de seducir al respetable e indeciso votante son muchas. Más que nada porque su actitud dialogante tiene visos de mayor estabilidad y credibilidad que la de un plan soberanista envainado con calzador y expuesto a contingencias varias. Lo que Euskal Telebista ha reflejado con ese retraso horario es el abierto temor del lehendakari a un final de etapa más reñido de lo previsto.

Es de justicia reconocer el carisma en alza del señor Zapatero. Pese a los errores que pueda haber cometido su gabinete ministerial, su personalidad es muy sugestiva y capaz de incrementar notablemente el número de votos a favor de su partido entre los vascos. Pena que esas tres palabras demandadas por don José Luis a Batasuna -condenar el terrorismo- no tengan eco previsible en la formación abertzale. De tenerlo, es seguro que cierto PNV lo lamentaría. Euskadi, no.

Noticias relacionadas

Incongruentes todos

El problema es la incongruencia

Ébola, otra vez

Desgraciadamente ha vuelto a resurgir la terrible enfermedad

Los nueve de Catonsville, 50 años después

Los “Nueve de Catonsville”

¿Cuántos muertos palestinos puede aceptar el mundo sin inmutarse?

Netanyahu y la manipulación del miedo

Hay que recuperar la perspectiva familiar

El Instituto de Política familiar ha presentado su informe sobre la Evolución de la familia en Europa ante el Parlamento europeo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris