Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ser o no ser  

Intendencia de pinochet

Manuel Alcántara
Redacción
miércoles, 23 de marzo de 2005, 00:19 h (CET)
Un informe del Senado de Estados Unidos demuestra que el general Augusto Pinochet, transitorio amo de Chile, utilizaba su enérgica voz de mando para ordenar que le hicieran transferencias. El austero militar tiene 125 cuentas bancarias, muchas de ellas con nombres falsos, en Norteamérica, España, Inglaterra y distintos paraísos fiscales sin serpiente. Una fortuna, hasta ahora indeterminada, que se fabricó el gran patriota a base de eliminar una buena parte de sus compatriotas.

Una vez le preguntaron a Clemenceau por qué eran tan brutos los generales franceses. "Porque los eligen entre los coroneles", respondió. Si alguien hubiese tenido la osadía de hacer la misma pregunta acerca de por qué son tan ricos algunos militares chilenos de aquella época, le podrían contestar que porque los eligieron entre los contables. El escándalo de las cuentas de Pinochet está salpicando a muchos ex altos mandos del Ejército, grandes estrategas de la red financiera.

Entre ellos al ex vicecomandante general Guillermo Marín y a su más cercano asesor, general Jorge Ballerino, y a su abogado, general Gustavo Collao. El Estado Mayor, según la investigación del Senado estadounidense, robaba al por mayor. Al mismo tiempo que ordenaba quemar todos los libros de versos de Pablo Neruda, ordenaba encuadernar sus libros de doble contabilidad.

Creo que era Alberto Moravia el que definió a la dictadura como el régimen en el que todos temen a uno y uno teme a todos. En cualquier caso, un dictador de verdad no aspira nunca a ser millonario, sino a tener los millonarios a sus órdenes.

Su pasión dominante tiene que ser el poder, que vuelve taciturnos a quienes lo poseen, aunque menos sombríos que a quienes aspiran a tenerlo y no lo consiguen. Quizá Pinochet supiera que ser dictador no es buen negocio a la larga y por eso los hizo.

Noticias relacionadas

En la cumbre de la ONU sobre cambio climático, la juventud es la que indica el camino

Este encuentro se llama “COP24”

Se acumulan los problemas ¿quién los resolverá?

Hemos pasado en cuarenta años de una hermosa esperanza a una angustiosa desazón

Doctrina Estrada: paradigma eclipsado del siglo XXI

​Tal como se esperaba, el 1 de diciembre, tomo posesión de su cargo el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Hundertwasser. El hacedor de paraísos irracionales

Se cumplen noventa años del nacimiento del gran artista Friedrich Hundertwasser

El catálogo de promesas incumplidas

J. García
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris