Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

La libertad de reconocer

Juan Antonio Hurtado
Redacción
martes, 22 de marzo de 2005, 00:09 h (CET)
Dicen que las drogas son malas, pero ¿Quién dice eso? Puede ser que lo digan personas que se fuman un paquete de tabaco al día o que quizás se beben el café con whiskey. Supongo que no serán estas personas las que lo afirmen, pero creo que si lo pensamos deliberadamente, nos daremos cuenta de que la mayoría de la sociedad no el tabaco como una droga.

El tabaco es una droga, y como toda droga mata un número determinado de personas al año. Según la OMS es necesario poner en marcha "una estrategia mundial destinada a reducir la epidemia del tabaco en el mundo entero". En el 2002 el tabaquismo mató a 4.900.000 personas en todo el mundo. "Si no se adoptan medidas, el número de personas que morirá cada año como consecuencia del tabaco alcanzará los 10.000.000 a finales de 2020". El desastre no es sólo humano sino que atenta contra todos los presupuestos sanitarios del mundo; el 70% de los casos se dará en los países en desarrollo. Muchas personas fumadoras son indiferentes a tales estadísticas reveladoras, de las cuales podemos presuponer que el tabaco es una droga legalizada, y que mata.

Todos tenemos amigos, yo a mis amigos siempre les pregunto lo mismo ¿Por qué fumas? Todas sus respuesta ya me las se, pero aguardo con un poco de esperanza a que algún día cambien sus estupidos argumentos. Todos dicen que de todas formas nos moriremos, eso es obvio e innegable, pero ¿Por qué elegir una forma de autodestruirse y autodestruir el medio ambiente y a las demás personas inocentes? ¿Cómo puede ser alguien tan estupido para elegir malgastar su dinero en una droga que no añade nada nuevo al sistema nervioso y de la cual no puedes subsistir sin ella debido a la imperiosa necesidad de fumar más y más?

El tabaco es una conducta social aceptada que tenemos que erradicar, y lo estamos consiguiendo, creedme, su salud nos lo agradecerá. Hace escasamente 5 años, cuando ibas aun restaurante, podías observar la zona de no fumadores, una zona pequeña y apartada, hoy en día es al revés, son los fumadores los excluidos, las personas mal vistas. Me gusta que las tornas se hayan dado la vuelta, y es porque me irrita ver como una persona enciende un cigarrillo en las escaleras eléctricas del metro, como me irrita cenar en un restaurante invadido por una especie de niebla de dióxido de carbono implantada por ejemplo, en la lubina que descansa en mi plato, me irrita ver encender u cigarrillo en un ascensor, y sobretodo cuando es tu vecino y vivís en la décima planta, y sobretodo me enfada incluso, que después de avisar mediante campañas de publicidad, la gente tiene el valor y la poca vergüenza de denunciar a Tabacalera por las muertes ocasionadas del producto que venden. ¡Es irritable!

Y la excusa de cualquier fumador será por ejemplo una parecida a esta: - Pues yo hago lo que quiera, porque soy libre de comprarme y fumarme los tabacos que me salga de los cojones. Y bien, como dice aquella magnifica frase de la que todos apelan alguna vez pero que nadie sabe quien es el autor: “Tu libertad acaba done empieza la mía”

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXV)

Es tan sagrada la conciencia de las personas, que su invasión tosca por una secta como esta me provoca repugnancia

Inmanencias

Olvidamos en exceso las realidades innegable bajo el encantamiento de las opiniones frívolas

El barco escoba

El Aquarius se ha convertido en el barco escoba del Mediterráneo

Jaque al Rey

Borbones en entredicho

¿En qué España nos han metido ustedes, señores?

“Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo” Porfirio Díaz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris