Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Fútbol / Segunda División   -   Sección:  

El Cádiz sorprende al Celta en su casa para demostrar que los puestos de ascenso aún no tienen candidatos fijos

Valladolid y Xerez pierden opciones
Redacción
sábado, 26 de marzo de 2005, 00:12 h (CET)
El Cádiz dio un golpe de efecto a la competición, no por que su victoria pueda resultarle vital en la Liga sino porque demuestra que a estas alturas de competición, todo rival puede vencer a cualquiera. El Celta, siete victorias consecutivas, no pudo sumar los tres puntos frente a un Cádiz en horas bajas que demuestra al resto de equipos que la competición en la Segunda División es cada jornada más dura. Por lo demás, en la parte alta de la tabla nada cambia. Eibar empata y sigue una semana más donde le corresponde. Elche, Recreativo y Alavés siguen esperándolas verlas venir, mientras que Xerez y Valldolid parecen haber perdido el tren del ascenso.

Jerónimo Torno Valero / Diario Siglo XXI
El Celta no pudo lograr su octavo triunfo consecutivo a costa de un Cádiz que salió mejor plantado al terreno de juego y mereció la victoria final. Los gaditanos alejan con su triunfo las malas vibraciones que les habían llevado a la tercera plaza de la clasificación. No conocían los celestes la derrota en la presente temporada en Balaídos, pero un gol de De Quintana en el minuto 61 y otro de Manolo Pérez al trasformar un penalti en el tiempo de descuento, pusieron fin a tantas buenas estadísticas y, de paso, asentó a los gaditanos en los puestos de ascenso. De esta forma, el Cádiz se convierte en el único equipo hasta el momento que ha ganado los dos enfrentamientos ante los de Vigo, pues ya en la primera vuelta salieron triunfadores con el mismo resultado en el Ramón de Carranza. Con Jandro y Canobbio mucho menos lúcidos que en pasadas jornadas, el Celta se ahogó en un juego sin garra ni presión. Los amarillos, más cómodos cuanto más adelantaban sus líneas para presionar arriba, apenas pasaron apuros en este primer tiempo que remataron con tablas en el marcador.Y entonces llegó el primer gol visitante. De Quintana culminó una jugada a balón parado empujando a placer el balón al fondo de las mallas tras un barullo en el área. El tiempo de descuento puso la puntilla al Celta gracias a un penalti que le valió la expulsión por roja directa a Pinto y que con Sergio bajo los palos transformó Manolo Pérez en el 0-2 definitivo. Con este triunfo los andaluces se acercan al segundo puesto del Eibar y se alejan un poquito más del Recreativo, cuarto clasificado.

El Eibar vio frenada su carrera hacia Primera por un Tenerife conservador que le dejó sin espacios a base de una fuerte presión y terminó llevándose el empate con el que se conformó a lo largo del partido. El conjunto canario, bien colocado sobre el campo y sin fisuras, dejaba hacer a un Eibar que casi siempre tenía el balón en sus pies, pero en posiciones muy alejadas al área insular. El dominio azulgrana resultaba estéril, porque sus extremos no encontraban la forma de penetrar por las bandas, y sus delanteros eran vigilados muy de cerca por al defensa charra. Los porteros se convirtieron en espectadores. Ya en la segunda mitad el encuentro se animó y el Eibar tuvo en los pies de Varela dos claras oportunidades para adelantarse en el marcador pero la mala punteria se convirtió en el aliado del Tenerife. De ahí al final el Eibar siguió intentándolo, aunque con más ilusión que acierto ante un Tenerife que ni siquiera cuando los vascos se quedaron con un jugador menos, a pocos minutos del final, se decidió a salir de su trinchera por miedo al veloz contraataque del equipo guipuzcoano.

El Almería sufrió para salvar sólo un punto en casa ante un superior Elche en un partido, que tuvo en Nino a un jugador imparable, en el que fue a remolque de su rival en el marcador. El empate a dos goles al final, le supo a victoria a los locales. El Elche avisó del peligro dos veces antes que se cumplieran tres minutos al minuto tres cuando Nino sorprendió a la defensa almeriense pero Valerio evitó el gol. Después de un ida y vuelta de jugadas peligrosas aparecieron los goles. Nino aprovechó un fallo de Galán, se revolvió en el área y puso el 0-1 en el marcador. El ritmo del partido se fue enfriando hasta los últimos minutos del primer tiempo, cuando en un córner creado por Galca, Acasiete logró empatar el encuentro. Poco duró el equilibrio en el marcador. Un minuto después un disparo en largo al área del Almería lo llevó Nino, la pesadilla de la defensa local, a la puerta del equipo local para el 1-2, ante la media salida de Valerio. En la segunda parte llegó la polémica al estadio almeriense. El árbitro decretó penalti en una caída de Ortiz en el área, lo lanzó Ibán Espadas y lo atajó Unanua pero el colegiado mandó repetir y en la repetición Ibán Espadas logró el 2-2 que a la postre sería definitivo ante la indignación ilicitana.

El Recreativo de Huelva no fue capaz de romper el cerrojo del Salamanca y perdió una magnífica oportunidad de situarse en los puestos que dan derecho al ascenso a Primera División. En esta ocasión sus jugadores no tuvieron ni ideas claras ni acierto en las pocas oportunidades de peligro creadas ante la portería de Tom, quien con sus brillantes intervenciones se convirtió en el héroe partido. Los onubenses repitieron los errores de jornadas precedentes y, por cuarta vez en la segunda vuelta, no fueron capaces de vencer en su feudo. Cierto es que el equipo charro, desde el pitido inicial, se encerró en su parcela pero los locales ni supieron abrir el campo ni jugar con velocidad, por lo que su ímpetu quedó reducido a un nuevo fracaso para los aficionados. Dominó el Recreativo ante un Salamanca a la defensiva. Con el paso de los minutos, los onubenses dominaron y dispusieron del balón, pero no encontraban el camino para acercarse al área visitante sin que en la primera parte llevase peligro hasta las inmediaciones de Tom. Sin embargo, tras el descanso, el equipo andaluz salió con más ímpetu y decidido a ganar el partido pero la mala puntería de sus jugadores no conseguía inaugurar el marcador. Los últimos compases fueron de un abrumador dominio local con un Salamanca totalmente encerrado y que obtuvo su recompensa con un empate que, por el contrario, impide a los onubenses acercarse hasta el objetivo del ascenso.

El Alavés tuvo que sufrir lo suyo para sumar su segundo triunfo consecutivo, después de una racha adversa de seis derrotas seguidas en la segunda vuelta, aunque el juego desplegado por los locales fue muy pobre ante un Rácing de Ferrol que, pese a jugar con un hombre menos, le dio muchos problemas al final del encuentro. El ritmo lento impuesto por el equipo vitoriano no ofreció muchas posibilidades de gol a los de Chuchi Cos a lo largo de la primera parte, ante un Rácing de Ferrol bien asentado sobre el campo de juego y con mucho orden en sus acciones defensivas. Una gran combinación ofensiva del Alavés, tras dos pases previos entre Nené y Lluis Carreras, con asistencia final de éste a Rubén Navarro, permitió al delantero catalán marcar el 1-0 de tiro por bajo. El encuentro fue de más a menos a medida que transcurrían los minutos, ya que el cuadro ferrolano no se estiró con peligro en ataque y el equipo alavesista se limitó a mantener el mínimo resultado. Un contraataque albiazul muy bien llevado por Quique De Lucas dio oportunidad al punta catalán-guineano Juan Epitié de subir el 2-0 al marcador de remate con la izquierda, aunque poco después el máximo goleador de la Segunda División, Mario Bermejo, acortaba distancias en el marcador de tiro por bajo. En resumen, lo mejor para el Deportivo Alavés fue el resultado, ya que su juego y su forma física dejaron mucho que desear ante un Rácing de Ferrol que, pese a jugar con diez hombres durante muchos minutos, al final pudo llevarse los tres puntos con los sustos que dio a los locales.

Valladolid y Xerez pierden opciones
El Lleida acabó con la serie de derrotas de los últimos tres partidos ante un Valladolid ineficaz que fue siempre inferior al conjunto que entrena Miguel Rubio que acabó ganando por 2-0. Un marcador que se quedó corto por la buena actuación del portero visitante Bizarri. Con el gol de Pelegrí al rematar de cabeza un libre indirecto lanzado por Dorado, el partido cambió y benefició a los intereses de los locales. Antes del descanso un doble error de la zaga visitante pudo haber propiciado la sentencia. Sentencia que llegó finalmente en la reanudación. Nakor estableció el que a la postre fue el resultado definitivo, al beneficiarse de un grave error entre Marcos y Bizarri que aprovechó el jugador local para marcar. Con el 2-0 el Valladolid buscó desesperadamente acortar la diferencia y el Lleida dispuso de un par de ocasiones de gol para aumentar su ventaja. Aunque el marcador no se movió permitiendo a los catalanes respirar tranquilos una semana mientras que los pucelanos se despiden del ascenso a la Primera.

Xerez y Ciudad de Murcia se destaparon a base de goles y fútbol en un espectacular encuentro pleno de goles y polémica, ya que los murcianos se impusieron por 3-5 en un partido en el que se señalaron cuatro penaltis.

Los murcianos se llevaron un triunfo vital para sus aspiraciones de permanencia y dejaron tocados a los andaluces, que buscaban acercarse a la zona de ascenso. El Ciudad de Murcia no tardó ni media hora en disfrutar de una ventaja de tres goles que parecía sentenciar el choque.

A los siete minutos un penalti señalado por manos de la defensa local permitió a Güiza poner por delante a los murcianos. A los veinte minutos el conjunto murciano puso más tierra de por medio con un segundo tanto, obra de Luciano, de cabeza, tras un centro de Dani Bautista. Y sin tiempo para la reacción local, tres minutos después el árbitro señaló un nuevo penalti por una falta de Etxave sobre Aguilar que el propio murciano se encargó de transformar. Enrique Martín, técnico xerecista, reaccionó retirando a un centrocampista, Monteagudo, y dando entrada a Lawal, lo que dio frutos poco después de cumplida la primera media hora, cuando Camuñas cedió a Mena y éste puso el 1-3 con un disparo raso. En el segundo tiempo el Xerez salió volcado en busca del empate y en el primer minuto de juego llegó el 2-3, al transformar Mena un penalti por derribo de Pedro sobre Leki. Poco antes de cumplirse la hora de juego, el conjunto jerezano logró el empate con un nuevo penalti que señaló el árbitro por mano de Raúl Pérez dentro del área. Mena fue el encargado de transformarlo, logrando su 'hat trick'. Con algo más de media hora de juego por delante, todo parecía indicar que el partido caería del lado local. Camuñas tuvo una gran oportunidad para el 4-3, aunque el meta José Juan lo evitó. Por contra, Joao Paulo, que había salido en esos últimos minutos, estuvo muy efectivo y en dos buenas contras visitantes mató al Xerez con dos tantos en un partido espectacular que permite al Ciudad olvidarse de los apuros de la clasificación por una semana.

Murcia, de nuevo en descenso
El Málaga B, bajo la ley del mínimo esfuerzo, consiguió una importante victoria ante el Murcia, condenado de nuevo provisionalmente a los puestos de descenso a Segunda División B impulsado por un solitario gol.

El tanto, anotado en el inicio de la segunda parte, supuso un castigo excesivo para el cuadro local, apenas amenazado y el que más ansia puso en lograr el triunfo en el duelo. El equipo dirigido por Juan Casuco había logrado salir del pozo de la clasificación la pasada semana por primera vez en la temporada sin embargo, su alegría ha durado poco y vuelve a estar amenazado por los puestos de perdida de categoría. Fue el equipo que más disposición ofensiva mostró y, aunque no realizó un fútbol brillante, empujó a su rival desde el principio. El Murcia lo intentó pero la falta de acierto y las intervenciones del portero malacitano lo evitaron. Tras el intermedio, el Málaga B acertó nada más empezar en las botas de Paco Esteban que posteriormente sería expulsado. Pero el Murcia no supo sacar provecho de su superioridad numérica. Richi, Valera, Iván Alonso y Carrera tuvieron el empate a su alcance, pero no fue el día de los rematadores granas y quedó de manifiesto en el último suspiro del encuentro cuando Julio Alvarez botó una falta desde la frontal y el balón se estrelló en el larguero sin que Carrera acertase a aprovechar el rechace del palo. El Murcia de nuevo vuelve a la cruda realidad de la Segunda División.

Terrassa-Pontevedra, duelo por la salvación
El Terrassa venció 1-0 al Pontevedra y acabó así con una serie de cinco jornadas consecutivas sin victoria, en un partido en el que el equipo catalán mostró en la primera mitad su peor imagen, mientras en la segunda trabajo por un triunfo que materializó Maikel. La imagen del equipo egarense fue de las peores de la temporada y la única posible ocasión de gol de los locales, acabó con la pelota muy por encima del larguero. Los nervios del conjunto catalán propiciados por la urgencia de conseguir una victoria, pareció agarrotar al once local que se mostró parco en ideas y sin acierto en las combinaciones entre líneas. En la segunda mitad el Terrassa dio otra imagen y lucho por la victoria. Sin embargo tuvo que esperar hasta el minuto 76 en una acción de Juan Carlos que envió la pelota al punto de penalti para que Maikel rematara a gol. El Pontevedra hizo poco para conseguir el empate.

El Córdoba no pierde la esperanza
Diego Torres, salvó los muebles ante un Córdoba peleón que jugaba con diez jugadores. El conjunto andaluz marcó primero gracias a un gol en propia puerta de los catalanes y a partir de ahí puso el autobús en su portería para defender la renta. De esta forma, el Nástic chocó durante todo el partido ante la telaraña que tejieron a la perfección los jugadores que entrena Alcaide. El Nástic movió banquillo y para dar entrada a Diego Torres. En los instantes finales del partido, el Córdoba se quedó con un jugador menos por lo que se resguardó aún más, pero el premio al tesón del Nástic llegó en el minuto 90 cuando el portero Saja no pudo blocar y Cuéllar cabeceó para que Diego Torres marcara.

Media tabla
Un gol de Pablo Lago a once minutos del final dio la victoria al Sporting ante el Poli Ejido en un partido de escasa calidad que llegó a provocar las protestas de los aficionados en algunos momentos de la segunda parte.

El Sporting dominó territorialmente, pero volvió a caer en su principal defecto de esta temporada, que es la falta de remate. Ya en la segunda mitad, los asturianos empezaron a atacar a su rival. Algo que el Poli consiguió sacarse de encima durante algunos minutos pudiéndose adelantar en el electrónico. El entrenador del Sporting, Marcelino García, molesto con el juego del equipo, y tras haberse escuchado silbidos desde las gradas, decidió hacer los cambios y el equipo volvió a retomar el dominio del juego. Pablo Álvarez centró un balón al segundo palo, al que no salió Kike, y Pablo Lago, llegando desde atrás, remató cómodo de cabeza un gol que, al final, daría la victoria a los gijoneses, un triunfo que pudo haber sido mayor si Calandria, Biagini o Pablo Alvarez hubiesen acertado a rematar, prácticamente, sobre la línea de gol, un balón que se perdió en una jugada enmarañada con la que prácticamente concluyó el encuentro.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris