Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Zona reservada  

Los pasaportes y la poca memoria

Tenía pensado escribir del tema hace unas semanas. Pero haciendo alguna reflexión con mi compañero y amigo Álex Gozalbo me he acabado de decidir
David Jover
@davidjover
lunes, 12 de septiembre de 2011, 10:37 h (CET)
En los últimos días en Twitter, y bajo la etiqueta #pasaportefacts, hemos asistido a un asombroso escarnio -con más o menos gracia- hacia Charles Judson Wallace, nuevo jugador del Barça Regal y que este lunes será presentado. Vayamos por partes. Wallace, americano, ha conseguido un pasaporte del Congo para poder fichar por el conjunto catalán, que ya tenía sus dos plazas de extracomunitario ocupadas por Chuck Eidson y Pete Mickeal.




Charles Judson Wallace.
Bien. Nuestra primera impresión puede después de ver cómo se ha conseguido es que puede llegar a ser un escándalo. De acuerdo. Totalmente respetable. Pero ahora viene la segunda parte. Eurobasket. 2011. Lituania. En la Selección Española juega Serge Ibaka . Jugador de origen congoleño –qué casualidad, también- y que ha conseguido la nacionalización española. Nadie se alarma. Nadie ha dicho una palabra más alta que otra. Si juega con España no pasa nada. En cambio si el jugador en cuestión es del Barcelona es un escándalo.

Pero eso no es todo. Hay más. Nikola Mirotic, montenegrino, obtuvo en 2010 la nacionalidad Española. Por Real Decreto Ley. Todo el mundo contento. Se gana un jugador joven, y de futuro, para la selección. Un auténtico lujazo. Quien me conoce sabe que me encanta Nikola, un jugador que marcará una época en el Real Madrid. Pero ahí reside el doble rasero. El Madrid. ¿Nadie se acuerda ya que está nacionalizado? ¿O es que si juegas con España se perdona todo, hasta el pasaporte? ¿Si tu pasaporte para poder jugar es del Congo se te critica y si te hacen español por carta naturaleza no? De verdad, hay que ser serio y coherente. Si criticamos a uno debemos criticar a todos. Que no nos cieguen los colores.

Seamos serios. Tengamos memoria. CJ Wallace no es el primero ni será el último. ¿O es que no nos suenan los nombres de Brabender, Luyk, Sibilio o De La Cruz? Nos falta sentido común para ver que lo que han hecho Wallace y el Congo, totalmente lícito, es lo que ha hecho España desde hace más de 50 años. No me sirve que para unos valga y para otros no.

Una de las soluciones es la libre circulación. No puede ser que en 2011, en un mundo global y que aspira a serlo, pongamos tantas trabas, barreras, a gente, en este caso jugadores, que lo que buscan es ganarse la vida y conseguir éxitos. Al bueno de Charles Judson Wallace le tocará lidiar con este tema durante mucho tiempo. Hasta que hagamos el esfuerzo de entender a otros.

Noticias relacionadas

Degeneración el sistema educativo

Estaremos ante el ejército de Pancho Villa y dejando a las comunidades más sectarias el uso de las herramientas más perversas que favorecen el adoctrinamiento terrorista e independentista

Materialesdefabrica.com entre los finalistas de los premios Pyme del año 2020 de Balears

Esta tienda online nacida en Palma de Mallorca ha sido reconocida gracias a su formación y creación de empleo

Pasan cosas que no nos explicamos

Sin duda porque nos faltan los datos que nuestros medios de comunicación eluden u ocultan

Consorte frente a cónyuge en protocolo

Tanto el término cónyuge como consorte se refieren a una persona unida a otra en matrimonio

Latinoamérica, mi espacio vital

​Cada una de esas experiencias me ha aproximado poco a poco a sentir profundamente a Latinoamérica como mi casa, mi espacio vital
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris