Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Y todo se turbió

Manuel Clavellina
Redacción
viernes, 18 de marzo de 2005, 07:01 h (CET)
Cogió el coche para dar un paseo mortal. Él, sin carné. El coche, sin seguro Benjamín Olalla, 35 años, mecánico, casado, sin hijos, Agonizante en el asfalto sevillano tras la embestida del veloz BMW de Farruquito. La víctima cruzaba un paso de cebra. El bailaor, tras el atropello, se topó con la imagen del moribundo en el espejo retrovisor. Y resolvió pisar el acelerador hacia la fuga.

“Farruquito”, 21 años, falseó por dos veces a la policía. Primero dieron con el coche, el BMW que “Farruquito” había mandado a reparar lejos de Sevilla tras el atropello, cuando los agentes llamaron a la puerta para preguntar por el propietario del vehículo, “Farruquito” oculto que fuera suyo.

Más tarde, ante la dificultad de desvincularse del coche asesino, las culpas cayeron sobre el hermano menor “El Farru”, de 15 años de edad. La blanda Ley del Menor sería templada con él. Enseguida estaría en la calle. A los 18 años borrarían su pasado delictivo y quedaría limpio.

“Farruquito”, que será juzgado este año, puede ser condenado entre dos y ocho años de prisión. El Código Penal estipula entre uno y cuatro años de cárcel para el homicidio imprudente, entre seis meses y dos años por el delito de omisión de el deber de socorro y entre seis meses y dos años más de cárcel por haber implicado al hermano menor de edad.

Durante los 180 días que ha durado su silencio se paseó de gira por media España. Sevilla, 8 y 9 de Noviembre. Madrid, del 19 al 23 de Noviembre. Barcelona, del 17 de diciembre al 6 de enero... siempre, el auditorio lleno. En total unas 25 actuaciones por las que Farruquito ha ingresado, una importante cantidad de dinero.

Y mi pregunta es ¿estaría “Farruquito” en libertad si hubiera atropellado a cinco guardias civiles en un control?

¿Es la misma vara de medir utilizada por la justicia para todos los casos?

Respóndanse ustedes mismos.
Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris