Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El Consueta   -   Sección:   Opinión

La Iglesia es Ecclesia

Félix Población
Redacción
miércoles, 16 de marzo de 2005, 01:05 h (CET)
La elección del abulense Blázquez, don Ricardo, como presidente de la Conferencia Episcopal Española supuso la pasada semana una noticia sorpresa para el común de la parroquia. Así lo hicieron constar los medios periodísticos y aquellos profesionales más familiarizados con la información religiosa. Según todos los indicios, lo predecible era la continuidad de Antonio María Rouco pese a su nada flexible acomodación a la gobernación socialista, tal como refleja la actitud muy discrepante de la iglesia de Roma en España a lo largo del año transcurrido.

Pero la Iglesia es sabia y su currículo hace sobrado honor a ese proceder avalado por los siglos. Consciente de que la línea apuntada por su predecesor no era políticamente la más correcta, los señores obispos han dado un mínimo aval a la llamada línea conciliadora, representada por Blázquez, cuyos méritos diplomáticos, además, están acreditados por el grado de aceptación ganado desde su diócesis de Bilbao entre los nacionalistas vascos.

Desde que se supo el nuevo nombramiento, los socialistas no dejaron de formularse parabienes, convencidos de la necesidad de un interlocutor de las características de don Ricardo. Esa confianza, sin embargo, no quiere decir que monseñor Blázquez se preste a fáciles concesiones. Seguirán siendo intocables, por supuesto, los acuerdos suscritos antes de la Constitución, base sobre la que la Iglesia aún cimenta buena parte de su poder.

Cuentan los confidentes que la revista Ecclesia tenía previstas tres portadas para su último número, coincidente con la elección del nuevo presidente de la Conferencia Episcopal. Rouco, Amigo y Blázquez eran los protagonistas de cada una de ellas. Eso explica por qué la Iglesia pervive: sabe apostar, como Ecclesia, al caballo ganador. Incluso cuando hay tres en pugna. Puede que el elegido también sea el más conveniente para seguir ganando.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris