Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ser o no ser   -   Sección:   Opinión

Matar por gusto

Manuel Alcántara
Redacción
miércoles, 16 de marzo de 2005, 01:05 h (CET)
El 'asesino del naipe', que ahora tiene 28 años, ha sido condenado por la Audiencia de Madrid a 142. Es un decir, claro. El tribunal ha fijado 25 años como límite máximo de cumplimiento, lo que supone que tendrá 53 cuando se pasee libremente por las calles de lo que para entonces se llamen 'comunidades nacionales', ya que si Dios no lo remedia, y parece que Dios no se mete en eso, habremos sustituido el concepto territorial por el cultural. No es mala edad 53 años. No lo sé con precisión, pero creo que por ahí andaba Gary Cooper cuando hizo 'Sólo ante el peligro'. Se lo tengo que preguntar a Garci. Un hombre todavía joven, autor de seis azarosos asesinatos, estará en disposición de ampliar su currículum. Ya se sabe que contra las vocaciones fuertes no hay manera de luchar.

Los radicales enemigos de la pena de muerte no tenemos respuesta cuando alguien nos pregunta qué hace la sociedad con tipos como estos. Cualquier cosa menos asesinarlos. Eso se lo dejamos a ellos en exclusiva. Tampoco nos satisface que se pudran en la cárcel, ya que al entrar ya estaban bastante putrefactos. Por eso digo que no disponemos de soluciones ideales. Los gratuitos crímenes del 'asesino del naipe', que aterrorizaron Madrid hace dos años, carecían de motivación. Acudió al dictamen de la baraja y por eso la Policía no supo al principio a qué carta quedarse. No es fácil imaginar que alguien mate por gusto, sin mediar agravios, ni venganzas, ni ventajas. ¿A quién beneficia el crimen?, se interrogaban los detectives, pero el crimen, los seis más otros tres en grado de tentativa, eran a beneficio de inventario.

Cualquier sociedad, si bien es cierto que unas más que otras, segregará siempre elementos residuales que, aunque no tengan 'patología psiquiátrica' según los forenses, tengan una pistola Tocarev calibre 7,62. Paciencia y barajar. Sólo hay que pedir que 'el asesino del naipe' no viva en nuestro barrio.

Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris