Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Contar por no callar  

Todos huelen mal

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 13 de marzo de 2005, 23:31 h (CET)
Muchos años antes de mi primer viaje a Barcelona ya conocía algunas de sus calles y barrios. La ronda del Guinardó, el Parque Guell o El Carmelo, ahora Carmel, esa montaña desde la que “El Pijoaparte” descrito por Marsé en “Últimas tardes con Teresa” bajaba hasta Las Ramblas a robar motos y ligar con las criaditas.Nunca pensé que El Carmelo se haría más famoso con la política que con la narrativa de Juan Marsé.El barrio ya no es lo que era en aquellos días que Marsé evoca, sus habitantes “charnegos” ahora ya son catalanes de segunda generación, las primeras chabolas dieron lugar al paso de pisos construidos sin ningún miramiento hacia el urbanismo pero sigue siendo un barrio obrero que desde hace algunas semanas está en boca de todos y no por gusto de sus habitantes.

Las excavaciones de un túnel para el transporte público dieron lugar a que se produjeran deslizamientos en los terrenos de aluvión sobre los que se construyeron las casas y muchas familias vieron como todo lo que tenían, generalmente no mucho, se perdía con el derrumbe de los viejos muros de sus casas. Cayeron los muros pero también se fueron al garete muchos de los recuerdos atesorados durante años. Viejas fotos sepia junto a peluches deshilachados se podían ver entre los escombros y la desnudez de las habitaciones sin pared que las defendiera del exterior. Y fue entonces cuando estalló el escándalo. Los políticos catalanes se reunieron en su Parlament con el fin de celebrar un pleno sobre el problema del Carmel y acallar con algunas dimisiones las peticiones de justicia de los afectados. El President de Catalumya hizo lo que nunca debe hacer un President.Se le calentó la boca y dejo caer la sospecha de que el anterior Gobierno, el del Sr. Pujol, se había lucrado mediante el cobro de comisiones por las obras públicas realizadas. Esto es y era un rumor público pero todo un President no puede lanzar semejante acusación sin pruebas, y si las tiene lo que debe hacer es ponerlas a disposición judicial. En caso contrario silencio absoluto.

Al otro lado del espectro político la reacción fue de patio de colegio. El Sr. Mas, ofendido, dejó dicho claro y alto a quien quisiera entenderle que su partido no participaría a partir de ese momento en la posible reforma del Estatut catalán y que si Maragall no pedía perdón acudirían a los juzgados. Mientras el Sr. Piqué callaba y esperaba ordenes de la calle Génova. Estas ordenes llegaron y presentó una moción de censura contra el Sr. Maragall. En la estrategia del Partido Popular contra Rodríguez Zapatero todo vale y las mentes preclaras de Génova vieron que era posible darle a éste una patada en el culo de Maragall.Ahora las ordenes han sido las de retirar la moción de censura destinada al fracaso y anunciar que existe un pacto entre los dos partidos mayoritarios de Catalunya para lanzar un manto de silencio sobre las famosas comisiones del 3% y pedir una comisión de investigación para averiguar las dichosas comisiones. Será como una prueba del algodón aplicable a todas las instituciones catalanas, pero el Sr. Piqué se equivoca y él y su partido pueden salir escaldados del asunto ya que como contrapartida la ciudadanía puede exigirles que lo que quieren para los ciudadanos catalanes lo apliquen también en la Comunidad de Madrid donde, desde hace tiempo, algo huele a podrido y no sólo en Majadah

Noticias relacionadas

En la cumbre de la ONU sobre cambio climático, la juventud es la que indica el camino

Este encuentro se llama “COP24”

Se acumulan los problemas ¿quién los resolverá?

Hemos pasado en cuarenta años de una hermosa esperanza a una angustiosa desazón

Doctrina Estrada: paradigma eclipsado del siglo XXI

​Tal como se esperaba, el 1 de diciembre, tomo posesión de su cargo el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Hundertwasser. El hacedor de paraísos irracionales

Se cumplen noventa años del nacimiento del gran artista Friedrich Hundertwasser

El catálogo de promesas incumplidas

J. García
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris