Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Foc y flama

Rafael Pérez Ortolá
Rafael Pérez Ortolá
martes, 15 de marzo de 2005, 03:54 h (CET)
¿La cansera ya le llega a las cartolas?
¿Le cegaron todos los respiraderos?
Nunca seamos rutinarios
Fanáticos, ¡Jamás!
Fatuos, ¡Ni en los mítines!
¡Vengan fuegos y llamas!
Con arte transformador,
del vino en sudor,
del lloro en ilusión,
del penar en jolgorio.

Nos asaetean por todas partes, las palabras con las que discutimos no vienen a significar nada claro, abocando todo ello a un guirigay infamante que todo lo invade. Que habla uno de eutanasia, unas veces se trata de ayudar en las penalidades, otras de provocarle la muerte, otras salta la alarma en Leganés y deberemos llevar cuidado porque no sabemos cual va a ser la interpretación que hagan de nuestros criterios. Y así pasa con casi todo, aquello del cristal con que se mira, ya no es cristal, el cristal se hizo añicos y cada cristalito va por libre. Si seguimos por esta línea acabamos cuitados.

Por eso el GRAN ESTALLIDO se hace imprescindible, una catarsis liberadora y artística a la vez, para perseguir la GRAN METAMORFOSIS. Ni Kafka con sus férreos escritos, ni la aburrida política reiterativa - ¡que cansos son! -, llevan camino de conducirnos al paraje adecuado. Necesitamos otros mecanismos y los tenemos a mano.

CLAROR
Supone algo más que sol.

Lleva consigo una apertura radical a la vida humana. Estamos demasiado ofuscados con las penurias cotidianas, por eso es importante abrir vías para algo tan sencillo como contactar con los demás.

Eduardo Chillida fue un entusiasta buscador de espacios claros, no precisamente por una manía colorista, sino con la encomiable intención de plasmar algo esencial para cualquier grupo de personas, habilitar lugares de encuentro.

Por ello intento reivindicar este apartado tan valenciano, y tan de estos días, todo nos abre a una luz mayor que nadie se imagina en solitario.
No se trata de luz y taquígrafos, que no está mal. Es algo más importante, LUZ y CONVIVENCIA.

De foscor, de fuera y de dentro, ya vamos bien servidos.

BARRIO Y CARRER
Las fallas están tan ensambladas con estos grupos de vecinos, que pocos ejemplos habrá en la actualidad con esta colaboración entrañable entre componentes de pequeños grupos. Desdichadamente ahora todo va muy a lo grande.

Las vivencias de una calle, je, je, suena a muy antiguo. Ahora hay colmenas y pasos elevados, lo otro no se lleva.

Eso refuerza la valía de nuestro núcleo.

CALENTOR
Ya sólo pensamos en los calentamientos mal encarados, de tanto verlos a diario enredando todos los ámbitos, parece que no existan otros.

Y el caso es que haberlos... haylos.

Primero tenemos el ambiental de una cercana primavera que ya nos hace bullir, los tragos con algún tropiezo culinario de la tierra, y ¿Porqué no? todo esa pirotecnia nerviosa que todo lo envuelve.

Mas no vayamos a quedarnos ahí, eso nos impulsa al entusiasmo, a poner pasión en las actividades, con ilusión y hermanamiento. Detrás del simbolismo festero no vayamos a desdeñar esos relámpagos que aunen creatividad y actuaciones en común.

FIESTA CON ARTE
Para una buen catarsis se requiere una sátira e ironía cuyos puyazos eviten la somnolencia. Pero la cosa no puede quedar como una simple mosca cojonera. Hay que escalar las otras cumbres de estas fiestas.

La elaboración del NINOT y toda la estructura de montaje en la falla, ofrecen otro toque creativo.

Sin la música apropiada tampoco sería lo mismo.

Y finalmente, el simbolismo está asociado a toda celebración de los pueblos, porque somos muy limitaditos, desconocemos demasiadas cosas del porvenir, del pasado y de nosotros mismos. Pero podremos pensar y lanzarnos a un proyecto de vida en común que nos permita soñar. Por lo menos soñar con algo mejor.

Nadie mejor que la LLAMA CAMBIANTE, siempre novedosa, como representante de todo el conjunto, pero no es únicamente catarsis de los despropósitos pasados. Cuando se trata de ARTE verdadero, tiene que sacar a flote las mejores esencias del ser humano, de lo contrario ¿De qué arte estamos hablando?

FOC y FLAMA, como síntesis fascinante de estas tradiciones falleras siempre nuevas, arte del bueno hacia una vida mejor.

Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris