Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La vida desde dentro   -   Sección:   Opinión

Lío en Juntas

Santiago González
Redacción
sábado, 12 de marzo de 2005, 23:05 h (CET)
Se debatía ayer en Juntas Generales el proyecto de la 'Supersur', infraestructura necesaria como el pan de cada día, dada la facilidad para el colapso que presenta nuestra red viaria. No había dudas sobre la necesidad de su aprobación, el grupo socialista había comprometido su apoyo, pero nuestros políticos son gente con respeto por la tradición y quizá para no desmentir nuestra leyenda, protagonizaron un encontronazo a medio camino entre el enfrentamiento banderizo y el auto sacramental, con alguna influencia mediterránea, aires de Montserrat, el toque Maragall.

Antes de la 'Supersur' se había sometido a debate la norma general tributaria de Vizcaya. El portavoz del grupo socialista, Josu Montalbán recordó que antes de votar debería tenerse muy en cuenta el hecho de que hay un proceso abierto contra un miembro del servicio de inspección fiscal: «hay que ser extremadamente cuidadosos para despejar cualquier sombra de duda o sospecha sobre la actuación de la institución foral».

No parece que el tono de la intervención fue desaforado, pero desde lo de 'el 3%' el personal no aguanta una avispa en las partes pudendas. El portavoz socialista tuvo réplicas del diputado foral de Hacienda, de Josu Arteta, que fue portavoz del PNV y del portavoz de EA, en tono más o menos duro, pero correcto. La norma fue aprobada y cuando ya parecía que el asunto estaba zanjado, en el turno de explicación de voto, el portavoz nacionalista, Íñigo Iturrate, se puso tarasca y explicó: «en nuestro grupo, en nuestro partido político, no están ni han estado Rafael Vera, Juan Guerra, ni Josep María Salas, ni otros muchos cargos condenados». Los once junteros socialistas salieron de la Cámara para volver minutos después y darle a Iturrate la oportunidad de rectificar, pero él, que si quieres arroz: «No rectifico». «Pues nos vamos», dijeron los socialistas y se ausentaron definitivamente. ¿Para una vez que había acuerdo sobre un asunto de utilidad pública!

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris