Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La vida desde dentro  

Menos bronca

Santiago González
Redacción
viernes, 11 de marzo de 2005, 22:38 h (CET)
La Policía Municipal va a poner, por fin, manos a la obra en zonas como las Galerías Deusto, Luzarra y Botica Vieja y va a atender las quejas que insistentemente han hecho oír los vecinos desde hace años. Los fines de semana se convierten en lugar de encuentro para la bronca, altercados y peleas, música a toda pastilla, bares que ignoran los horarios de cierre, aunque no son todos, naturalmente; la mayoría de los establecimientos de hostelería respetan las ordenanzas en punto a horarios y volumen de la música. También hay botellón y su inevitable secuela escatológica: vomitonas y meadas en los escaparates del comercio vecino.

La meada popular, y en menor medida la vomitona, un fenómeno que sigue siendo privativo del universo masculino, aun en estos tiempos de paridad entre los sexos, o entre los géneros, que ya no sé cómo hay que decirlo. Esto no quiere decir que los meones no tengan solidaridad pasiva femenina, en algunos casos ideológica. Recuerdo que hace ya tiempo, cuando en ETB aún había cabida para un programa de Antxon Urrosolo, una joven radical centraba la cuestión por la tele, al explicar el desalojo del gaztetxe del Casco Viejo al incumplir los ocupantes el compromiso firmado por la Gazte Asanblada y el Ayuntamiento con la mediación del Ararteko un mínimo compromiso de comportamiento, que incluía el detalle de que los usuarios no deberían mear en la vía pública: «no es extraño que se hable ahora de las meadas en la calle. Hay un grupo por ahí, el grupo de Trevi, que son los ministros del Interior de toda Europa, que están detrás de todo esto».

La represión que no cesa. A partir de mañana, una veintena de agentes van a recorrer las citadas zonas para hacer tarea preventiva: identificar al personal tarasca, evitar robos, impedir la bebida y la meada callejeras, controlar el aforo de los establecimientos, los horarios y el volumen de la música.

Más vale tarde deben de pensar los sufridos escépticos vecinos. A ver si esta vez va la vencida.

Noticias relacionadas

La burra al trigo y la perdiz dando vueltas

Andalucía se merece abrir las ventanas y respirar aire fresco, renovado y fértil

¿Marranea Ciudadanos al PP? ¿Corteja al PSOE buscando ventaja electoral?

Rivera parece temer el San Benito de ser considerado de derechas y es posible que, su apuesta por el PSOE, acabe por conseguir para su partido, Ciudadanos, el calificativo de chalaneador político, de tendencia izquierdista, con quienes apoyan el independentismo catalán

Maestras por el mundo

Laura ha tenido la mala suerte de encontrarse una situación peor que hace un siglo, no respeto a la mujer

¿La sombra del crash bursátil planea sobre Wall Street?

Génesis de la actual burbuja

¿Qué sucede en Europa? La reacción inesperada hacia la derecha

¿Hablamos de extrema derecha o simplemente de derechas a las que, los perdedores de la izquierda y los incapaces del centro, intentan demonizar?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris