Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

El amor se encuentra

Juan Antonio Hurtado
Redacción
miércoles, 9 de marzo de 2005, 23:51 h (CET)
Los problemas surgen y son indiferentes a los deseos personales de cualquier individuo. Todos los problemas tienen solución, menos el amor. No podemos dar una solución lógica y que ayude realmente a solucionar el problema, en el amor siempre hay alguien que pierde. No hay solución.

El ser humano no se plantea ninguna solución para los problemas que produce el amor. Pero sin embargo, para todos los demás surgen innumerables e injustas soluciones. Muchas personas no comen tanto como querrían, otras sin embargo comen más de lio que debería, y su salud les castiga. Otras personas no tienen nada que perder y sin embargo las hay que lo tienen todo y lloran la perdida de cualquier insignificante bien material. Hay personas que viven para la felicidad de todos a los que rodea, pero también existen personas que no están ni rodeadas, debido a su antipatía y su profunda falta de empatía. Unos trabajan tanto y tienen tan poco que incluso no tienen tiempo de pensar en su situación, pero en la otra parte tenemos a otros que no trabajan y tienen tanto que si lo repartieran todos seriamos iguales. Todos seriamos iguales, y todos caeríamos en el mismo problema in solucionable, ese es el amor. Nadie puede asegurar una formula secreta o una pauta para conseguir el amor, eso que todos buscan. No podemos asegurar como conseguirlo, ni tampoco podemos predecir cuanto durara, ni de quien te enamoraras, ni si serás correspondido, si sufrirás o el sufrimiento lo padecerá tu amor, si te lo arrebatara el destino de tus manos o quizás a la vuelta de la esquina lo encuentres, aun sin tener la menor intención ni de tan siquiera buscarlo.

El amor es impredecible, lo mueve el azar, esta lleno de ilusión y esperanza, alegra la vida, da calor en las noches frías e irradia luz por doquier, se enfada con la soledad y toma café con leche con su amiga la amistad, el amor es impaciente y no sabe esperar, es un impulso hacia la vida, hacia una vida vista con otros ojos, la luz se ve mas brillante y el cielo nocturno esta lleno de estrellas, las cosas son mas bonitas, las flores huelen diferente y mejor, se pierde la noción del tiempo, en realidad no existe el tiempo. ¿Qué es eso? Que importa el tiempo, si ahora has encontrado la felicidad, si, esa cosa que todos buscamos y que muy pocos encuentran y que a veces dura tan poco que te sientes tan desdichado como cuando tienes tanto amor y no sabes a quien dárselo, que incluso ves injusto que exista, que exista el amor, incluso llegamos a insultarlo, maldecidlo y también deseamos no haberlo conocido.

El amor no se compra, y eso es un gran problema para esta sociedad. Estamos acostumbrados a conseguir todo a través del dinero, creemos que todo lo podemos comprar, que todo lo podemos tener o conseguir, que lo podemos robar, que lo podemos tener en forma de préstamo, pero nos equivocamos, el amor no atiende a nada, ni siquiera a la razón. No importa quien seas, lo que tengas, lo que quieras, no importa nada, todos sufrimos de mal de amores, ¿Qué harás cuando amas y no eres correspondido? ¿Qué harás si tu pareja ya no te quiere pero tu la amas cada día más? ¿Qué harás cuando nadie te ame y te sienta solo? No puedes arreglarlo fácilmente, no tiene solución. Tampoco puedes evadir el problema y basarte en relaciones sexuales, al final sientes el vacío en tu interior, el vacío en tu vida, el vacío en tu voz. Tienes que ser fuerte y abrir las puertas a la posibilidad del amor, no puedes tampoco solucionarlo, amando a todos, debes saber que el amor existe, y que por mucho que te prometas a ti mismo que nunca mas aparecerá, que ya no lo quieres, que es tu enemigo, siempre estará ahí, no le des la espalda, porque el azar te hace sentirte vivo, te hace ver que todo puede cambiar. Y recuerda que nada dura eternamente, solo el recuerdo.

Noticias relacionadas

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz

No es bueno, ¿por qué?

S. Madrid, A Coruña

¿Por qué tan dóciles a las modas?

E. Barrull, GIrona

Los despropósitos de pro-moción-ado Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

Bilderberg: algo más que un club

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris