Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El testigo   -   Sección:  

Jugando con fuego

Antonio Martín

miércoles, 9 de marzo de 2005, 23:51 h (CET)
España, tras ganar por segunda vez en su historia la pasada edición de la Copa Davis de tenis hace tan sólo unos meses, acaba de ser eliminada a las primeras de cambio por Eslovaquia.

Toda una decepción para los miles de aficionados a este deporte, que esperanzados por las declaraciones de optimismo exacerbado mostradas por el Presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Pedro Muñoz, en las que sostenía que “España puede ganar cuatro de las diez próximas ediciones de la Copa Davis”, han visto como sus deseos se convertían en cenizas ante la inoperancia del equipo español, y para qué negarlo, ante la nula capacidad del G-2, los seleccionadores, para decidir con acierto quiénes debían jugar cada partido.

Para todos aquellos que no hayan seguido el acontecimiento de cerca, es recomendable recordar que el equipo que ganó la Copa Davis estaba formado por Rafael Nadal, Juan Carlos Ferrero, Carlos Moyá y Tommy Robredo. El equipo que perdió hace escasos días frente a Eslovaquia estaba compuesto por Feliciano López, Fernando Verdasco, Albert Costa, y del equipo campeón sólo permanecía el joven Nadal. Si a esto le sumamos la torpeza por parte de los seleccionadores españoles de alinear en la primera jornada a los dos jugadores más desconocidos, López y Verdasco, en detrimento de la experiencia de Costa o de la brillantez de Nadal, tenemos como resultado un 2-0 durísimo de levantar.

En la jornada siguiente, entró en acción la pareja de dobles formada por Albert Costa y Rafa Nadal, una pareja inédita en Copa Davis, que obtiene como resultado la tercera derrota consecutiva española y por tanto la temprana eliminación del equipo. De nuevo, otra decisión sorprendente, arriesgada, y finalmente, fallida, por parte de los que mandan. En honor a la verdad, hay que acordarse de las críticas que sufrieron Arrese y compañía en la final de la pasada edición, cuando decidieron no alinear a Ferrero en partidos clave, apostando por Nadal; entonces la jugada les salió bien, pero ahora la suerte les ha dado la espalda. A España le toca luchar por la permanencia en el Grupo Mundial tras un sorteo que se celebrará el próximo verano; un sorteo que puede deparar alguna sorpresa desagradable para el equipo español, ya que otras de las potencias favoritas a priori para conseguir el título, EEUU, ha sido también eliminada a manos de Croacia.

Señores seleccionadores, un poquito de por favor, y en el futuro tomen las decisiones con algo más de sentido común, en beneficio del tenis español, y en beneficio de la credibilidad de su presidente. Su afición se lo agradecerá.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris