Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   Crítica de televisión   -   Sección:   Televisión y Medios

Carnaza

Javier Esparza
Redacción
lunes, 11 de abril de 2005, 11:03 h (CET)
Visto la otra noche en 'Aventura en África': los concursantes, con una abnegación realmente admirable, compiten por arrancar a dentelladas pedazos de carne cruda (supuestamente de vacuno) colgada de un gancho, y escupirlas después en un caldero. Ganaba quien más carne lograra depositar en el receptáculo. Toda la dificultad consistía en que estaba prohibido emplear las manos, de manera que el concursante, atados los brazos a la espalda, quedaba obligado a valerse de sus solos dientes para cumplir la misión. 'Una salvajada', pensaría algún espectador. Pero no, porque el hombre, incluso en estado salvaje, es inseparable del uso de las manos («la mano es la síntesis de lo humano»), y aquí, por el contrario, sólo se podía emplear la dentadura, cosa para la que no nos ha preparado la santa evolución.

Tenía interés ver cómo estos muchachos, voluntariosos, se afanaban en suplir las carencias filogenéticas con un plus de ingenio. También en esto la televisión significa un retroceso en el camino evolutivo, porque, si en la vida natural se diera realmente una situación semejante, el instinto de supervivencia nos llevaría a la cooperación: dos concursantes se ponen de acuerdo, comprimen sus cuerpos sobre el cadáver del animal que pende del gancho, neutralizan así el balanceo y resulta más fácil morder con éxito; más fácil y con más rendimiento, porque, inmovilizado el colgajo, será posible utilizar muelas y colmillos para desgarrar más que piltrafas.

Todo esto lo cuento por si alguna vez se ve usted en la necesidad de hacer algo semejante, que Dios no lo quiera. Pero los concursantes de 'Aventura en África', ganados por ese individualismo atroz de la civilización capitalista, rehusaron el mecanismo cooperativo y optaron por la iniciativa privada a machamartillo. Resultado: un desperdicio de carne, oiga, que además se hace un poco hiriente en un país como Kenia, donde las proteínas per capita no abundan. A todo esto, el objetivo era dotar a 'Aventura en África' del morbo suficiente para superar el 20% de 'share'. Y no: 19,9%. Que prueben a comerse crudo a Pocholo.

Noticias relacionadas

Héctor Fernández presentará 'Radioestadio' en Onda Cero la próxima temporada y Alberto Pereiro, 'La brújula del derporte

13TV prescinde de Alfredo Urdaci, María Pelayo y Nieves Herrero

Deja los informativos en manos de José Luis Pérez

Atresmedia acuerda la adquisición de Smartclip Latam

Comercializadora del mercado de la publicidad digital

Eurovisión fue lo más visto del sábado con una cuota del 28,6%

4,4 millones de espectadores

La oposición pide a RTVE mejoras para llegar a niveles de audiencia previos a la crisis

Hacen un llamamiento a acabar con la externalización
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris