Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Sexo y Psicología

Etiquetas:   Curiosidades   -   Sección:   Sexo y Psicología

Sin carretera no hay sexo

Las mujeres del pueblo colombiano de Barbacoas se mantienen de "piernas cruzadas" a la espera de que sus maridos consigan la construcción de una carretera
Redacción
jueves, 30 de junio de 2011, 09:19 h (CET)
La exigencia de la parte femenina del pueblo llega tras muchos años de espera por la ansiada carretera. Según explican las mujeres, sus maridos "son muy varones para exigirnos en la casa, pero muy débiles para reclamar los derechos como sociedad”.




Protesta de las mujeres.
El sexo puede mover montañas. Es extraño que ningún filósofo firmase una frase así. Las mujeres del municipio de Barbacoas piden que se pavimenten los 57 kilómetros que les separan de Junín.

Barbacos se encuentra en la región andina de Colombia y vive entre el abandono administrativo y los escándalos de corrupción.

Hasta ahora, por el mal estado de la carretera, el viaje entre estos dos pueblo podía llegar a tener una duración de ocho horas.

La llamada “huelga de las piernas cruzadas” ya cumple siete días. Durante este tiempo, las mujeres se reúnen a diario para intercambiar experiencias frente a la reacción de sus esposos por su radical decisión y exhibir pancartas y carteles que rezan frases como: “Por un nuevo amanecer, nos abstenemos del placer”.

Los hombres del municipio han decidido iniciar su propia huelga: una de hambre, para exigir la terminación de la carretera.

Noticias relacionadas

¿Cómo son las nuevas relaciones hombre-mujer?

Queremos que la toma de decisiones sea siempre consensuada, queremos llegar al punto en que ninguno de los dos gobierne sobre el otro

La otra cara del sexo de pago: la prostitución voluntaria

Acabando con los sinónimos oscuros de la prostitución

Realidad virtual en la intimidad

Las relaciones de pareja, o cualquier tipo de práctica íntima no volverán a ser lo mismo.

La comida afrodisíaca: un homenaje al sexo, a la inteligencia y a los sentidos

El arte en la mesa

La eyaculación femenina

Podría estimularse el punto G, aunque a veces no es necesario
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris