Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   Crítica de televisión   -   Sección:   Televisión y Medios

Mariana

Javier Esparza
Redacción
lunes, 11 de abril de 2005, 11:03 h (CET)
Televisión Española estrenaba ayer por la tarde en su primer canal la reposición de 'Mariana Pineda', añeja serie dirigida por Rafael Moreno Alba que a mediados de los ochenta nos contó la vida y tragedia de la heroína liberal española por antonomasia. La veremos todas las tardes durante los próximos días, hasta el viernes. Es un horario singular, inusual: la tarde televisiva es más bien propicia al patio de vecindad. Pero la iniciativa de la cadena pública es irreprochable: amplía la oferta en ese horario y lo hace con un producto de calidad.

La verdad es que los setenta y los ochenta no fueron malos años para la producción televisiva española, al contrario: veníamos de la creatividad de la TVE del tardofranquismo, con cosas excelentes como las 'Historias para no dormir' de Chicho Ibáñez Serrador, y la supresión de barreras censoras permitió acometer proyectos del calado de las series 'Los gozos y las sombras' y 'Fortunata y Jacinta', por citar sólo dos títulos de una panoplia más que notable. La experiencia posterior ha demostrado que nada de eso hubiera sido posible en un contexto de competencia comercial, y ello a pesar del evidente éxito de otros productos de la época, como 'Curro Jiménez', que de algún modo fue el emblema narrativo de la Televisión Española de Suárez.

'Mariana Pineda' es el relato de una mujer liberal que sufre cautiverio y muerte en la España del siglo XIX. Mantiene cierta vigencia ideológica, quizá no tanto por las apuestas políticas concretas de aquel momento como por el hecho de que la protagonista sea, precisamente, una mujer. En lo estrictamente televisivo, el producto es lujoso, cuidado, con interpretaciones muy satisfactorias y una puesta en escena a la que nadie negará mucha ambición. Ésta es la imagen de una Televisión Española que pudo ser una gran cadena; cosa que, nos tememos, será difícil que nunca vuelva a ser.

Noticias relacionadas

Héctor Fernández presentará 'Radioestadio' en Onda Cero la próxima temporada y Alberto Pereiro, 'La brújula del derporte

13TV prescinde de Alfredo Urdaci, María Pelayo y Nieves Herrero

Deja los informativos en manos de José Luis Pérez

Atresmedia acuerda la adquisición de Smartclip Latam

Comercializadora del mercado de la publicidad digital

Eurovisión fue lo más visto del sábado con una cuota del 28,6%

4,4 millones de espectadores

La oposición pide a RTVE mejoras para llegar a niveles de audiencia previos a la crisis

Hacen un llamamiento a acabar con la externalización
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris