Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

Nada se mueve

Teodoro León
Redacción
jueves, 3 de marzo de 2005, 01:17 h (CET)
EN el Gobierno autonómico hoy celebran el Día de Andalucía leyendo confortablemente los sondeos de la prensa que confirman lo que por demás ya era de dominio público: aquí no se mueve nada. El PSOE mantiene una mayoría inexpugnable. Por otra parte eso no es nuevo: lleva un cuarto de siglo siendo más o menos así. La hegemonía socialista en esta comunidad, con excepción del bienio de la pinza entre 1994 y 1996, ha resistido varios ciclos sin apenas desgaste. Tienen el suelo electoral algunas cotas sobre el techo de sus rivales. En principio esto debiera resultar abstruso: en uno de los territorios con menor desarrollo de España, sin que apenas se haya recortado el diferencial a pesar de las promesas de convergencia, nada parece hacer germinar la semilla del cambio. Esto es tierra baldía para sembrar alternancia. En fin, de la complacencia al inmanentismo. Hay cosas, por demás, que resultan casi inexplicables: en el sondeo de este diario se constata que, a diferencia de la política nacional, donde siempre hay un buen número de ministros suspendidos en el examen de la opinión pública, aquí ningún consejero baja del aprobado. Y a Chaves, quién lo diría, se le valora casi como a un Adenauer. Todo hace pensar que hay una percepción de la realidad seriamente acrítica y quizá bastante desinformada.

Con todo hay que poner la mirada también en el PP, puesto que el dominio socialista no sólo se explica por un régimen clientelar o por un abuso torticero de la propaganda. Parece evidente que nunca han sabido plantear una alternativa competente. Incluso en su período más solvente, entre el segundo y el séptimo año de Aznar en la Moncloa, lejos de avanzar en Andalucía se retrocedió severamente. Ese es un dato nada desdeñable. Y las causas son plurales, desde la apuesta inverosímil por Teófila Martínez a la estrategia de confrontación en que los desplantes de Aznar hacia Andalucía dieron al PSOE mucho jugo electoral una vez pasados por la batidora de la propaganda. Ahora Arenas dispara permanentes salvas de fogueo en vez de usar munición de gran calibre y sólo con grandes objetivos. En fin, el inmanentismo andaluz también se debe a la falta de capacidad de la oposición para introducir presión eficiente. Unos por otros, esto sin barrer.

Noticias relacionadas

Una revolución contra natura

Resulta perverso pretender la supremacía de un género sobre otro o la desnaturalización de la persona para “moldearla”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXVI)

El Opus Dei sigue siendo un instituto secular vinculado indisolublemente a la prelatura personal de la Santa Cruz

Un poco de respeto, por favor

El master de Casado, el “postureo” de Sánchez las declaraciones de Corina, la venta de armas que asesinan a niños , las provocaciones del emérito y “El Pais”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXV)

Es tan sagrada la conciencia de las personas, que su invasión tosca por una secta como esta me provoca repugnancia

Inmanencias

Olvidamos en exceso las realidades innegable bajo el encantamiento de las opiniones frívolas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris