Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde el sur   -   Sección:  

El trabajo mas seguro del mundo

Alfonso Sotelo
Redacción
miércoles, 2 de marzo de 2005, 00:44 h (CET)
Tras unos modestos números y sustituido por Mourinho en el Chelsea del millonario Abramovich, Ranieri volvió a Valencia, donde había cosechado unos buenos resultados hace unos años. Pero no desembarcó a la ribera del Turia solo el bueno de Claudio. Trajo consigo a un buen número de italianos; jugadores y técnicos (¿Por qué se criticó tanto a Van Gaal por sus holandeses y no a Ranieri? ¿Es que es mejor Corradi que Overmars?), y, tal y como los panes que traen los niños bajo el brazo, el ricachón de Claudio tenía un contrato altísimo que cerró con Jaime Ortí en 538 millones de las obsoletas (que no antiguas, que no hay nuevas) pesetas. Pero el sustituto de Benítez, que había ganado Liga y UEFA el año anterior, no funcionó y los Fiore, Corradi y Di Vaio no jugaron ni tanto ni como se esperaba por la cantidad pagada por ellos y, tras caer ante una banda de rumanos (hablamos del Steaua, no de delincuentes), fue sustituido como entrenador del equipo ché. Eso si, no perdona ni un céntimo. Lo firmado se lo lleva. Lo firmado económicamente, claro, los paquetes de Corradi y Fiore se quedan en Valencia.

Los entrenadores siguen siendo, junto a los árbitros por supuesto, los puestos más seguros de nuestro fútbol. Hagan lo que hagan los técnicos siguen cobrando y volviendo a encontrar trabajo. Si no me creen, piensen en qué trabajador de este país encuentra trabajo si antes ha sido despedido de todas las empresas (no olvidemos que hablamos de sociedades anónimas deportivas) para las que uno trabaja. Simplemente piensen en Clemente o en Radomir Antic. Yo quiero ser entrenador. Uno hace locuras, como Caparrós el pasado jueves, y sale beneficiado. A uno lo despiden y vuelve a encontrar trabajo. Uno cobra millonadas por no hacer bien tu trabajo. Y si te echan, otro “primo” vuelve a picar y a contratarte. Fichas a tus amigos y conocidos, con emolumentos elevados y exigiendo sus contrataciones y nadie dice nada. Es un chollo. Sólo hay que aguantar un poco a la prensa (algunos se ríen vilmente de ella, ¿verdad señor Mourinho?) y decir los tópicos del “partido a partido” o “la competencia en la plantilla siempre es buena” de vez en cuando.

Y ya no hablemos de ser seleccionador, que encima trabajas menos, eres casi funcionario y puedes ser racista sin que nadie diga nada. Dado que hemos sufrido hace poco un absurdo e irrisorio (por lo no vinculante) referéndum, yo le propongo desde mi humilde rinconcito un nuevo plebiscito al risueño de presidente que tenemos cada vez que haya que decidir el nombre del seleccionador. Algo como “¿Aprueba usted el tratado mediante el cual se establece a fulanito de tal como nuevo seleccionador nacional de fútbol?”. Estaría, cuanto menos, divertido. Pero bueno, de decidir el nombre ya se encargan Marca y Antena3 a partes iguales. La Federación tiene un papel no vinculante, como el Rey, sanciona pero no decide. Y así nos va. Y mucho me huelo que nos seguirá yendo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris