Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Contar por no callar  

Michelin para pobres

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
lunes, 28 de febrero de 2005, 02:35 h (CET)
La famosa guía roja de Michelín trae de cabeza a muchos restauradores y cocineros cuya máxima ambición, además de dar de comer bien a sus clientes, es la de aparecer en las páginas de la citada guía y a ser posible con el mayor número de estrellas posibles. Los sacrificados inspectores de la guía se pasan el año viajando y comiendo en diversos restaurantes para, finalmente, poder valorar con la mayor ecuanimidad posible los platos catados asesorando a los futuros y ricos clientes. No olvidemos que en los restaurantes que aparecen en la guía una sencilla comida o cena suele tener un precio que queda bastante lejos de los bolsillos del común de los mortales.

Pero ahora se ha editado con una tirada de 4.000 ejemplares la que podríamos llamar “Guía Michelín para pobres” , es decir una guía dedicada al sector de población más alejado del que habitualmente ojea las páginas de la roja Michelín. Se trata de una guía dedicada a “los sin techo”, a todos aquellos que, por circunstancias de la vida de ven abocados a buscar cada día un lugar donde dormir, comer o ducharse sin que les cueste un euro. Sus tapas también son rojas y ha sido editada por la Comunidad de San Egidio en Barcelona . Esta comunidad nacida en Roma en 1968 al abrigo del Concilio Vaticano II, es un movimiento laico que agrupa a más de 40.000 personas en todo el mundo y se dedica a la oración y a mostrar su solidaridad con los mas necesitados : inmigrantes, ancianos, infancia, presos, etc. La primera de estas guías se editó en 1990 en Roma, esta edición de Barcelona es la segunda en dicha ciudad y se reparte gratuitamente en los lugares frecuentados por las personas sin hogar o necesitadas de recurrir a la asistencia pública.

En estos días en los que el general invierno ha desatado todas sus fuerzas es cuando estas personas más necesitan el tipo de ayuda que les puede proporcionar la guía. Saber dónde pueden acudir a dormir o dónde poder comer gratis. Conocer las direcciones de los hospitales y centros de salud o bien dónde poder realizar los diversos tramites que les pueden conseguir, en su caso, una pensión. Dónde están situados los centros de formación profesional en los que poder aprender un oficio que les saque de vivir en la calle o bien en qué lugares aprender el idioma del país en el caso de los inmigrantes de otra lengua. Todo esto se puede encontrar en las 154 páginas de la guía titulada “On menjar, dormir, rentar-se”, es decir “Donde comer, dormir, lavarse”.

Esta es una buena iniciativa que nos recuerda que la Iglesia Católica no está tan sólo en los grandes salones vaticanos plagados de riqueza ni en las Conferencias Episcopales que lanzan anatemas contra todo aquello que no les interesa. A veces la Iglesia Católica de manera callada pero constante se acerca a los más necesitados abandonando el boato ceremonial y sin preguntar si aquel a quien ayudan comulga o no con sus ideas. La lastima es que esta clase de Iglesia sigue siendo una minoría acallada por su clase dominante y el fru-fru del raso de los manteos cardenalicios.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris