Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El minuto más engreído   -   Sección:   Opinión

Recuerdos de la muerte o España acaba en Extremadura

Queridos padres:
Han ocurrido muchas novedades en España desde que os marchasteis, así que disculpadme si me extiendo un poco en esta carta
Felipe Muñoz
martes, 31 de mayo de 2011, 07:08 h (CET)
Elecciones
Como quizá sepáis, se han celebrado, hace uno pocos días, unas elecciones municipales y autonómicas. El partido socialista ha perdido en todas las comunidades y en gran parte de los ayuntamientos. Sin embargo, el presidente ha dicho que todo ha sido por culpa de la crisis. Y los presidentes y los candidatos autonómicos, que es culpa de Zapatero. Y algún alcalde de Izquierda Unida, incluso, dice que el pueblo se ha equivocado.

En fin, con los peores resultados electorales de su historia, en el PSOE sólo ha dimitido el alcalde de Logroño, uno de esos raros especímenes que quedan en España, que asumen su responsabilidad.

Bildu
Por otra parte, seguro que recordaréis a Herri Batasuna. Sí; aquellos que defendían a ETA desde dentro del Parlamento vasco. Incluso, del español. Aquellos que, un día, fueron ilegalizados y expulsados de las instituciones democráticas porque ya estaba bien de financiar a aquellos que quieren destruirte.

Pues bien, aquellos han vuelto. Se lavaron las cara y se presentaron a las elecciones diciendo que rechazaban “cualquier tipo de violencia”, poniendo la mismo nivel el tiro en la nuca o la bomba lapa, que el reconocimiento de su nación inventada con la batalla de Arrigorriaga.

Sí, sí. Se les investigó y el Tribunal Supremo les denegó la posibilidad de presentarse; pero el Tribunal Constitucional, ese que tiene el deber de defender nuestros derechos, dijo que el Tribunal supremo no tenía ni idea de cómo instruir un caso y “concedió la venia”. Han obtenido trescientos mil votos y algunos dicen que esto les da la razón a quienes los legalizaron. Yo, sin embargo, no alcanzo a comprender qué tiene que ver el número de votos con la legitimidad de una causa.

En fin, esto significa que tenemos la independencia del País Vasco a la vuelta de la esquina. Aquí sí que se cumplirá aquello que se promulgaba cuando erais jóvenes de “la imaginación al poder”. La imaginación de Sabino Arana.

Crisis
Ciertamente, como quizá sabréis, estamos padeciendo una grave crisis económica. Ya hay un veinte por ciento de paro, entre los jóvenes casi un cincuenta. Y lo peor es que no se ven perspectivas de mejora. El presidente no hace nada, a no ser que le obliguen desde fuera. Y el líder de la oposición está esperando. Lleva siete años esperando. Tal vez aconsejado por algún “especialista en ganar elecciones”, se limita a esperar. A esperar que el gobierno caiga por su propio peso, sin importar lo que arrastre consigo en su caída.

De cualquier manera, la gente no parece preocupada. Ya le han dicho que la crisis es culpa de Bush y de los malos, malísimos banqueros y por eso está en paz. En Madrid están dolidos porque no ganaron al Barcelona y en Barcelona están felices porque son campeones de Europa. Todo el mundo se ha olvidado de las elecciones e, incluso, si no se vive en carne propia, de la crisis. La noticia más leída de hoy, en el periódico nacional más leído, es la celebración de Shakira con un jugador del Barcelona con la que ahora está emparejada.

Indignados
Bueno, es cierto. Hay unos cuantos miles de jóvenes, la generación que más ha recibido del Estado en cuanto a Educación y Sanidad, que se han acampado en las plazas, incluso en la Puerta del Sol, porque dicen estar indignados por lo poco que reciben del Estado. Utilizan más palabras, pero el resumen exacto es ese. Dicen ser “el pueblo” y hacen asambleas para decidir que quieren hacer con los borregos y los vendidos que no acudimos a ellas.

No, no os asustéis. Ya sé que utilizan la misma técnica que utilizaban los “soviets” en España, cuando erais niños. Pero no son, ni remotamente, lo mismo. En cualquier caso, el gobierno les deja actuar. Aunque los tribunales y la Junta Electoral prohibieron sus manifestaciones, el gobierno no se sintió obligado a cumplir la ley. Esto sí que es para asustarse, porque no sé en qué otras cuestiones el gobierno decidirá que no tiene por qué respetar la ley. ¿Qué espirabais después de lo del Constitucional?

Guerra
Todo esto sin olvidar que España está, otra vez, en guerra. Sí, sí, el mismo que se opuso frontalmente y encabezó manifestaciones contra la Guerra de Irak, nos ha implicado, sin ningún pudor, en la Guerra de Libia, por motivos tanto o más dudosos que la primera. Una guerra, en la que, por cierto, hasta Alemania se ha negado a entrar.

Y más
Ya veis. Aquí nos encontramos en lo que, una vez, fue España. Aquí vivimos con la Guerra Civil sacada del cajón y puesta en vigencia de nuevo, con multas a los comercios por utilizar el castellano, con leyes que enfrentan a hombres contra mujeres (y las que vendrán), con persecución de los documentos o los anuncios públicos en los que se utiliza el género masculino como neutro, con prohibiciones de todo lo que se puede prohibir (hasta los chiringuitos en la playa, ¿podéis creerlo?).

Aún más
Aquí seguimos, con adoctrinamiento masivo, al más puro estilo castrista, para que no olvidemos que la culpa de todos nuestros males es de los pérfidos banqueros o de las arbitrariedades del imperio (cuando gobernaba Bush, que ahora es bueno), con cinco millones de parados, con una deuda del Estado, producto del despilfarro populista de un gobierno incapaz, que nos obliga a pagar más impuestos, con un gobierno que ha negociado con ETA cuando y como ha querido (ahora vemos el resultado).

Todavía más
Aquí nos hemos, con un presidente y unos ministros que no se sienten obligados a cumplir la ley, con una oposición que sólo quiere ocupar el puesto del gobierno y que tiene tanta responsabilidad, por colaboración o por omisión, como él, con España en guerra, con el país acudiendo al rescate financiero de otros países, cuando somos nosotros los que estamos al borde de necesitar el rescate, con una corrupción política, aceptada ya como normal por los dos grandes partidos.

En fin, nos encontramos en esta situación (y muchas más cosas que me he dejado en el tintero), y los dos grandes partidos pensando, uno como se aferra a su sillón y, el otro, en cómo quita al primero para sentarse él.

Tiempo de regeneración
Yo no sé, querido padres, si hay tiempo para una regeneración de España a largo plazo. No es descabellado pensar que, si no lo hay, la única oportunidad de este país pasa por un gran pacto entre los dos grandes partidos. Vosotros los sabéis: las cosas no se arreglan si no arrima el hombro todo el mundo.

Sin embargo, ¿qué está ocurriendo después de las elecciones? El PSOE se mira al ombligo. En Aragón, el PP ni se plantea la posibilidad de pactar con los socialistas. Y en Extremadura el PSOE no ha pensado, siquiera, en la posibilidad de pactar con el PP. Nada puede hacer más evidente el hecho de que los dos partidos está más preocupados por sus sueldos y su pensiones que de lo que ocurra a los españoles. Si es cierto que el pacto entre PP y PSOE es la única oportunidad de España, entonces España se ha acabado en Extremadura (o en Aragón).

La última oportunidad, perdida
La gente no se equivoca al votar; sólo dice qué es lo que quiere. Y, lamentablemente, parece que los españoles hemos decidido que esta nación, en la que vivisteis y moristeis, esta patria en la que vivieron y murieron también sus padres, deje de existir. En términos democráticos, España ha decidido dejar de existir. Y quiénes somos nostros para decir que se equivoca

Recuerdo aquel poema de Quevedo sobre la decadencia de España, cuyo principio de nos obligaba aprender en el colegio: “Miré los muros de la patria mía, / si un tiempo fuertes, ya desmoronados, / de la carrera de la edad cansados, / por quien caduca ya su valentía”. Nunca supe cómo acababa el soneto.

Hoy lo aprendí:

“Entré en mi casa, vi que amancillada
de anciana habitación era despojos;
mi báculo, más corto y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí la espada
y no hallé cosa en la que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte”
.

Descansad en paz, con vuestro pedazo de Historia Universal.

Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris