Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Medalla de cobre   -   Sección:   Opinión

El día que Park-Ji-Sung descubrió el fútbol

Hace dos años, Park tiró monedas en la Fontana de Trevi y no se cumplieron sus deseos. Ahí empezó a traducir 축구 (fútbol en Coreano)
Luis Bueno Tabernero
lunes, 30 de mayo de 2011, 07:00 h (CET)
Suwon se encuentra aproximadamente a 30 kilómetros al sur de Seúl, capital de Corea del Sur. Allí tiene una calle en su nombre Park-Ji-Sung. Hijo de Sung-jong y Myung-ja, empezó a jugar al fútbol a los once años cuando se decidió a emprender su carrera de futbolista. Rechazado por algunos clubes por su baja estatura, tuvo sus primeros logros con el Kyoto Purple Sanga Fc japonés. De ahí al PSV Eindhoven y a la selección para acabar en un histórico: el Manchester United. Una Champions, cuatro Premier, un mundialito de clubes. Pero Park-Ji-Sung no supo qué era el fútbol hasta el pasado sábado.




Park Ji Sung se quedó sin celebrar la Champions.

Mientras Park-Ji-Sung se ponía las botas, pensaba en Wembley. Un buen escenario para ver fútbol. 90.000 espectadores para animar a quienes iban a pisar el césped del hogar de la Selección Inglesa de fútbol. Si los inventores del fútbol eligieron este lugares para practicar su deporte, Park lo hizo para verlo en primera fila.

Vio un argentino llamado Messi (él también tuvo problemas por su estatura), armar su pierna para el 2-1 y corrió detrás de él todo el partido para admirarlo de cerca. Contempló a Xavi e Iniesta y pensó que lo de Oliver y Benji era real. Y no vio, pero se lo contaron, a Pedrito ajustando al palo izquierdo el balón para el 1-0 y se preguntó por qué “Pedrito” si el gol era de un grande.

Park estuvo viendo el mundo en rayas azules y granas durante 90 minutos. Hora y media en la que descubrió el fútbol.

Noticias relacionadas

¿Qué puedo hacer yo?

Hasta hoy, el siglo XXI ha sido una sangría inquietantemente evolutiva de Derechos humanos. Dejemos las lamentaciones para iniciar las reparaciones

Okupas, terrorismo y protocolo

“Hay algunos tan obsesionados por la prudencia que, a trueque de evitar cualquier error minúsculo, hacen de toda su vida un error” A. Graf

Degeneración frente a regeneración

Aquellos polvos trajeron estos lodos y no va a ser fácil que la corriente se lleve toda esa ‘porquería’ social y política

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris