Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   ACB / Semifinales Real Madrid - Bilbao Basket   -   Sección:   Baloncesto

El talento doblega a las defensas (78-67)

El Real Madrid se apunta el primer asalto de semifinales ante el Bilbao en un duelo equilibrado
Rafael Merino
@RM_rafamerino
viernes, 27 de mayo de 2011, 21:48 h (CET)
El talento y la experiencia aumentan su protagonismo cuando se entra en terrenos de semifinales, cuando los clubes deben exhibir sus mejores armas, cuando un mínimo detalle hace decantarse el partido hacía un rumbo u otro. Ambos factores están más presentes en el Real Madrid que en el Bilbao Basket, debutante en estas fases finales. Desde estos extremos se explica el primer triunfo blanco de la serie, festejo no exento de intriga y con la actuación estelar de Llull (20 puntos) y Tomic (15 puntos).

fa
FICHA TÉCNICA
78 - Real Madrid: Prigioni (4), Llull (20), Suárez (8), Reyes (5) y Tomic (15) -quinteto inicial- Fischer (4), Velickovic (0), Begic (-), Mirotic (5), Vidal (-), Sergio Rodríguez (6) y Tucker (11).
67 – Bizkaia Bilbao Basket: Jackson (6), Warren (2), Mumbrú (9), Banic (18) y Mavroeidis (10) -quinteto inicial- Fisher (2), Hervelle (2), Hernández-Sonseca (-), Vasileiadis (16) y Blums (2).
Parciales: 18-15, 19-14, 19-19, 22-19.
Árbitros: Pérez Pizarro, Conde y Guirao.
Incidencias: Partido correspondiente al primer encuentro de la serie de semifinales de la Liga ACB, disputado en la Caja Mágica ante 7.988 espectadores.

DATOS DESTACABLES

Lo mejor: Llull está siendo el hombre de la temporada en el Real Madrid. Qué será del equipo cuando no esté en estado de gracia. Acabó con 20 puntos y 20 de valoración. Mención especial para Tucker con 11 puntos. No tuvo pitos.
Lo peor: El baloncesto ofensivo quedó relegado a un plano secundario. Los técnicos maniobraron con defensas fuertes en lugar de emplear sistemas menos rígidos.
La clave: El talento y la experiencia del Real Madrid fueron determinantes para situar al conjunto de Molín por encima en la serie.
El dato: Un grupo reducido de la afición no está muy conforme con la labor de los directivos: mostraron una pancarta invitando a Juan Carlos Sánchez, director de la sección, a dimitir.

Rafael Merino / Caja Mágica (Madrid)

Los primeros encuentros, según esgrimen los técnicos y demuestran las estadísticas, son determinantes en el desarrollo de las eliminatorias al mejor de cinco (o tres) asaltos. Por eso mismo y aunque no debería servir como excusa, los entrenadores muestran todo su repertorio de sistemas defensivos. El ataque es secundario. La teoría se empezó a ver en el primer cuarto (18-15) y se hizo fuerte durante el segundo acto. Ambos conjuntos buscaron imponerse desde las defensas en lugar de hacerlo desde el ataque. El espectáculo, lógicamente, se resiente.

No tanto la intriga, puesto que en estos escenarios con defensas tan férreas y ataques tan encorsetados, cualquiera está en disposición de quedarse con la sonrisa definitiva. Pero estos equilibrios suelen resquebrajarse cuando el talento y la experiencia consiguen cierto protagonismo entre los actores. Como sucedió cuando Llull apretó el acelerador en unas cuantas jugadas, o cuando Sergio Rodríguez aportó más alegría a los movimientos de ataque, o cuando Tomic se hizo fuerte en la zona. Detalles sobre los que construyó el Real Madrid su primer triunfo de la serie.

Triunfo cocinado a fuego lento
Lo empezó a hacer en los últimos minutos del primer tiempo, cuando esas exiguas diferencias (no más de 5 puntos) se dispararon hasta los 8 puntos (35-27), todo un mundo entre ambos conjuntos, máxime cuando las defensas seguían a pleno rendimiento. El ataque blanco, sin ser un portento, era más eficaz que el de los vascos: 28% en tiros de 2. Un lastre. Un gran problema, puesto que mejoró mínimamente en los dos siguientes cuartos. Acabaron con un 39% por un 54% de los madridistas, donde además de talento usaron su experiencia en la reanudación.

Tanto el tercer como el último cuarto fueron muy semejantes. El Real Madrid, con viento a favor en el marcador, se movió con más comodidad y el Bilbao Basket, con más apreturas, empezó a jugar con más prisas, y siempre haciendo la goma. Nunca consiguieron frenar a Llull ni a Tomic, dos baluartes ofensivos; tampoco encontraron compañeros que aportaran ofensivamente, sólo Banic y Vasileiadis dieron otro aire y siempre sudando todos los puntos, ya que los blancos nunca decrecieron en intensidad defensiva. Insuficiente cuando enfrente está un Real Madrid con más experiencia y más talento que únicamente defensa.

Los encuentros con defensas tan férreas suelen decantarse cuando alguien se deshace de estos corsés tan severos. Normalmente esos detalles de calidad decantan los partidos y ésta vez lo hicieron a favor del Real Madrid. Una penetración de Sergio Rodríguez, el pundonor de Mirotic en el rebote o ese carácter ganador de Llull. Fue suficiente para imponerse en la guerra de las defensas.

Llull 8 puntos en el primer cuarto. Bilbao 22 % en tiros de 2 y eso se contrarrestó con el 30% de Real Madrid en triples. Lo demás máxima igualdad, aunque ya el conjunto blanco estuvo rondando la ruptura cuando tomó 5 puntos de ventaja (18-13 dentro de los dos últimos minutos).

Si el primer cuarto fue defensivo, la parte previa al descanso lo fue aún más, exceptuando el tramo final, justamente cuando Llull, Sergio o Mirotic o Tomic (9 puntos descanso) se hizo fuerte en la zona se revelaron contra los sistemas defensivos. Hasta entonces, sumar un punto era una proeza. (25-24 a cuatro para el descanso). Ese sprint final de los blancos abrió brecha hasta los 8 puntos. Y el Bilbao, pese a los aciertos de Vasileiadis y Banic, acusó su lastre en el acierto de 2 puntos: 28% al descanso. Le salvaron los tiros libres.

Noticias relacionadas

El Madrid gana en Fontes do Sar en un festival triplista

Récord histórico de triples en un partido de Liga Endesa

El fortín gallego prueba el liderato del Real Madrid

Los de Santiago todavía no han perdido en casa este año

Victoria balsámica de Unicaja ante el Khimki

Nedovic (21 puntos) lidera a los andaluces, que vuelven a ganar cinco partidos después

Con ustedes, el Rey Luka Doncic (Real Madrid – Barcelona: 87-75)

El ‘siete’ es la estrella de un vital triunfo europeo blanco cimentado en un tercer cuarto de los de antes, a base de una notable defensa y alto porcentaje desde el perímetro; así como una mención para el gran aporte anotador en los momentos cumbres, del director Campazzo (10 puntos), Reyes (14) y Thompkins (12), secundarios de lujo del esloveno (16).

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris