Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

El Lince de León

El zapaterismo creyó que subvencionar a homosexuales de Zimbawe era más progresista que apoyar a la pequeña empresa

El PSOE ha quedado como un solar gracias a Zapatero y a los que le han aplaudido vanamente en comités o ejecutivas
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 27 de mayo de 2011, 09:40 h (CET)
El varapalo que el zapaterismo se ha llevado señala al mismo tiempo la puerta de salida al Lince de León y el camino de salvación que le queda al PSOE: Regeneración.

El zapaterismo ha sido al PSOE como la guerra de Irak al PP; ambos partidos cayeron por sus propios errores, por sus propios dirigentes. Los socialistas han de encontrar una nueva vía para defender a los parias de la Tierra. Zapatero creyó que apartando de su lado a curriculos notables para sentar a pajines, zerolos y bibianas sintonizaba mejor con los humildes y desterrados, el zapaterismo creyó que repartiendo condones, patrocinando talleres sexuales en Extremadura o webs pornográficas en Cataluña se acercaba más a los jóvenes; creyó que subvencionar a homosexuales de Zimbawe era más progresista que apoyar a la pequeña empresa, que al atacar a la Iglesia estaba más cerca del laicismo que lleva en sus genes, que en nombre del progresismo, del débil y de las causas perdidas podía revivir una memoria histórica que nos retrotrajera al frentismo de principios de siglo XX.

Pablo Iglesias fundó el PSOE y UGT con la intención, entre otras igualmente loables, de alejar a los obreros del alcohol y de las tabernas decimonónicas que los embrutecían y facilitaban su manipulación. En el siglo XXI, a Zapatero, el Lince de León que no quiso o no supo ver la crisis que otros notables socialistas españoles anticipaban, no le ha importado utilizar señuelos fáciles, sexo, clasismo, guerracivilismo o anticlericalismo, para manipular a los votantes. Simplismo social.

El PSOE ha quedado como un solar gracias a Zapatero y a los que no han sido leales por no ser críticos, a los que le han aplaudido vanamente en comités o ejecutivas. El PSOE debe renunciar al zapaterismo y plantearse en qué nuevos principios depositar su ideología, tiene que saber defender al obrero del siglo XXI, no al que Marx conoció, sentenciado cuando al tiránico patrón se le antojaba, sino al obrero despedido cuando un pequeño empresario no cobra de la Administración pública o cuando los impuestos le sobrepasan.

Regeneración es la vía cuesta arriba que debe recorrer el PSOE para recuperar el millón y medio de votos perdidos. El Lince de León les ha dejado la sede de Ferraz como un bosque agostado tras meses de sequía. Nuevos nombres con currículo y experiencia deben sustituir a los sectarios, demagogos e inexpertos actuales. Y serios y responsables socialistas, a maniqueos y pelotas.

Noticias relacionadas

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?

Por un estado de ánimo más armónico

El ser humano tiene que despertar y hacer posible un mundo libre y responsable

Las Ramblas

Sor Consuelo: ¡Divina-mente!

Bella Rusia

Rusia está avanzando y modernizándose, pero le queda una considerable tarea en bastantes aspectos

Las cosas que deben cambiar ante el terrorismo yihadista

P. Piqueras, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris