Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Toros

Etiquetas:   Artículo taurino   -   Sección:   Toros

La fiesta en peligro

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
miércoles, 6 de abril de 2005, 08:10 h (CET)
Bruselas, ignorante de la fiesta de los toros, exilia al campo bravo español. Las fronteras con Francia han echado el cerrojo y ninguna ganadería española podrá lidiar este año en la Galia. La dichosa Lengua azul ya se ha convertido en la mayor crisis del sector ganadero de su historia. Las cifras son escalofriantes, con más del sesenta por ciento de las ganaderías de lidia localizadas en zona restringida, nos enfrentamos a otra batalla socarrada y alentada por los políticos faltos de conocimiento y sensibilidad hacia el toreo. Primero llegó el mal de las vacas locas, en donde por cierto no se encontró ni un caso de toro bravo portador de dicha enfermedad y ahora lo del maldito mosquito que amenaza con paralizar la temporada española.

Nadie se atreve a decirlo en voz alta, el Ministro de Agricultura y el Presidente del Gobierno, pese a su ”buen talante”, no se quieren reunir con los ganaderos y sólo esperan nuevas misivas desde Bruselas, a pesar de que esta localidad belga confunde una vaca Frisona de una de Algarra. ¡Basta ya de tanta de tanta demagogia y cojamos el toro por los cuernos!

No sirve de nada aquello de crear un especial estabulamiento para el ganado de lidia antes de la corrida, diseñar una maya infranqueable y antimosquitos en los corrales de la plaza o hacer los reconocimientos veterinarios en el campo antes de embarcar el ganado hacia la plaza. Esto hay que cortarlo de raíz y los profesionales del toreo que han vivido de la fiesta tantos y tantos años deben ser los primeros en manifestarse antes que comience Castellón, Olivenza, Valencia y Sevilla, o habrá muy pocas corridas televisadas de hierros significativos.

San Fermín está en peligro también. Mi buen amigo Monchi tendrá que correr este año muflones o cabras ampurdanesas por la Estafeta, si quiere correr algo con cuernos. Probablemente y llegados a este punto, se nos podría ocurrir el pensar a todos el porqué no sueltan en los encierros a alguno de los políticos de los que nada más que sirven para colgarse medallas en las diversas televisiones, para después ignorar uno de los legados culturales e históricos más españoles.

La fiesta en nuestros días está más perseguida que nunca, por los políticos, los antitaurinos, los impuestos, los controles sanitarios, las normas del reglamento y por la propia picaresca taurina. La grandeza de los toros no debe considerársele sólo el negocio de unos pocos sino un bien común a todos los españoles que nos sentimos orgullosos de que nos sigan llamándonos primero españoles y luego aficionados. Por nuestro común afán en pro de esta maravillosa fiesta busquemos unión en nuestros propios estamentos y creemos de una vez, una Federación Taurina de España que englobe a todos los estamentos y otro Gallo nos cantaría.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris