Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ciencia

Etiquetas:   Sábana Santa   Religión   -   Sección:   Ciencia

Científicos identifican la lanzada al cadáver que fue envuelto en la Sábana Santa y el Sudario de Oviedo

"Las manchas de sangre en las que hemos trabajado siempre han estado ahí, pero nadie las había estudiado"
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
domingo, 2 de abril de 2017, 12:48 h (CET)

fotonoticia_20170331184854_640_1

El estudio médico-forense realizado conjuntamente sobre el Sudario de Oviedo y la Síndone de Turín, dirigido por Alfonso Sánchez, investigador de la UCAM, médico forense del Instituto de Medicina Legal de Murcia, director del Equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología (EDICES) y asesor científico del Centro de Internacional de Sindonología de Turín, reafirma que ambas prendas envolvieron a la misma persona e identifica la lanzada al cadáver.


Así, señala que cuando ya era cadáver y estando en posición vertical, sufrió una herida penetrante que le dejó marcas de coágulos de sangre y de líquido pleuro-pericárdico en ambas prendas; en la síndone por su contacto con los orificios de entrada y salida, y en el sudario con el de salida.

En concreto, la herida le atravesaría el hemitórax derecho, con entrada por el quinto espacio intercostal y salida por el cuarto, próxima a la columna vertebral y la escápula derecha.

Forman parte del equipo investigador Jesús García, catedrático de Minas en la Universidad de Oviedo, así como los miembros del Edices Marzia Boi, palinóloga y bióloga; Juan Manuel Miñarro, catedrático en el Área de Escultura de la Universidad de Sevilla; Antonio Gómez y Felipe Montero.

Concuerda con lo reflejado en el Evangelio de Juan, en el que se recoge que "cuando llegaron a Jesús, como vieron que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas, pero uno de los soldados le traspasó el costado con una lanza y al momento salió sangre y agua".

La investigación llevada a cabo se compone de estudios antropométricos, criminalísticos, anatómicos y anatomo-patológicos de la Síndone y el Sudario, y sus resultados suponen nuevos avances del equipo de investigación de la UCAM que viene estudiando el Sudario de Oviedo.

LAS PRENDAS ENVOLVIERON A LA MISMA PERSONA
Este equipo de investigación encontró anteriormente otras evidencias de que ambas prendas envolvieron a la misma persona, siendo clave para ello la utilización del microscopio electrónico de barrido que esta Universidad adquirió recientemente, con las más avanzadas prestaciones en especial para esta finalidad.

A través de él se han hecho estudios de la sangre, presencia de pólenes, conservación del material textil (lino) y determinación de contaminantes orgánicos e inorgánicos.

Según Sánchez, "las manchas de sangre en las que hemos trabajado siempre han estado ahí, pero nadie las había estudiado, y son las únicas de esas características. Hasta el momento se habían atribuido a marcas ocasionadas por heridas de flagelación"."las manchas de sangre en las que hemos trabajado siempre han estado ahí, pero nadie las había estudiado


Las manchas advertidas por los investigadores y en las que se centra el estudio comparten características comunes y son muy diferentes del resto, tanto por su morfología y complejidad tras su análisis macroscópico, con una alta concentración hemática en el centro y un cerco más claro y perfilado.

Esta mancha, además, se vuelve invisible si se observa bajo un filtro infrarrojo, como es habitual en las manchas ocasionadas por sangre cadavérica, al contrario de lo que ocurre con la sangre vital (las marcas puntiformes por ejemplo, fruto de las lesiones atribuidas a la corona de espinas).

Solo hay en el Sudario otra mancha de similares características, denominada 'Mancha en acordeón', atribuida al mismo origen maculante y consecuencia de haberse plegado el tejido varias veces en forma de presilla, quedando sobre el anverso de la gran mancha central.

El estudio microscópico de las muestras, realizado con microscopía óptica y microscopia electrónica de barrido, "pone de manifiesto la presencia de estructuras compatibles con hematíes humanos muy dañados, algunos de ellos hemolizados, así como con coágulos de fibrina libres de estructuras hemáticas".

Asimismo, el estudio médico-forense describe con todo detalle los tejidos y órganos que atravesó el objeto punzante en su hipotética trayectoria y recoge que "especialmente la aurícula derecha del corazón, en cadáveres de personas que han sufrido una larga agonía, con mucha frecuencia presentan grandes coágulos de sangre, muy similares a los que formaron la mancha del costado de la Síndone de Turín".

"Al atravesar el pulmón derecho, el arma se abrió paso también a través de las vías aéreas intraparenquimatosas y, como consecuencia, parte de los fluidos orgánicos mencionados se abrieron paso en una trayectoria ascendente, como consecuencia de la presión intratorácica ocasionada por la energía cinética que el avance del arma trasmitía al cadáver", explica.

Estos fluidos "viajaron a través de las vías aéreas superiores y finalmente se emitieron también por la boca y nariz del cadáver, ocasionando nuevas manchas en estas áreas en el Sudario de Oviedo. Al retirar el arma, también salieron estos fluidos por los orificios de entrada y salida".

Se avala así la hipótesis de que quien administró este "golpe de gracia" tenía experiencia, pues al colocar la hoja del arma en posición horizontal podía evitar fácilmente las costillas, sin tener que intentarlo en varias ocasiones, algo que aparentemente no ocurrió, pues no aparecen lo que se denomina en la Medicina Forense "lesiones de tanteo".

Anteriormente a este nuevo hallazgo, y también en el marco de esta investigación, se descubrió en el Sudario de Oviedo un grano de polen de una planta que, según la palinóloga del Edices, Marzia Boi, es compatible con la especie botánica Helicrysum Sp., también identificado en la Sábana Santa (Síndone de Turín).

En la misma, se descartó que se tratara de una contaminación posterior, ya que se encuentra adherido a la sangre; es decir, que llegó a la reliquia a la misma vez que la sangre, no de forma aleatoria.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Hallan en el sur de México la cueva sumergida más grande del mundo

El sistema Sac Actun suma ahora 347 kilómetros de cuevas subacuáticas

Multa de 270.000 euros para TarotVision por emitir programas de esoterismo y paraciencias en horario infantil

A través de su canal online

El ICMAT publica 'Mi Científica Favorita', un libro para visibilizar a las mujeres en la ciencia

Participan 18 centros escolares

Ningún español se cuela en la lista de las 10 personas más influyentes en Ciencia durante 2017

Según la revista 'Nature'

La industria farmacéutica se compromete a hacer de España un lugar "atractivo" para invertir y hacer ciencia

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris