Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Motor

Etiquetas:   Fórmula 1 / GP España   -   Sección:   Motor

Vettel resiste el acoso de McLaren y conquista Barcelona

Fantástica carrera de Hamilton. Alonso, quinto, no pudo contra las bajas prestaciones del F150º
Roberto Carrera Hernández
@r0bert0carrera
domingo, 22 de mayo de 2011, 13:59 h (CET)
Victoria de Sebastian Vettel. Es el “corta y pega” de cada dos semanas, pero diferente. Hoy en Montmeló hemos visto lucha, estrategias y adelantamientos, en un trazado diseñado para un guión más monótono. El DRS ya puede ensalzarse como el mejor invento introducido en esta competición desde hace años, y el espectáculo en el circuito catalán dejó la esperanza de un Mundial más disputado en su llegada a Europa.




El campeón alemán sigue siendo el número 1. De momento el binomio Vettel - Red Bull es indestructible (Agencias)


Todos los resultados en la web oficial de la Formula 1

El MP4-26 de Hamilton se atrevió a desafiar el poder Red Bull en un GP redondo, acertado en la estrategia y que en un asfalto más apto los intercambios de posición, podría haberle conducido a una victoria impensable inicialmente.

El Ferrari sigue a medio gas. El peor de los buenos, y viendo la desastrosa carrera de Felipe, hasta esta afirmación queda en entredicho. Las manos de Alonso le dan una categoría que no tiene, y Maranello necesita muchas más horas de trabajo para conseguir acercarse a unos rivales que no paran de crecer. La brecha es todavía grande, por mucho que en los primeros metros el asturiano sorprendiera con un nuevo truco de maestro al volante.

Arte en la salida
Brutal. Magnífico. Bestial. Fueron apenas unos segundos, pero a todos los aficionados que hoy llenaron el circuito de Montmeló les sirvió para amortizar el coste total de su entrada. Desde la zona sucia, con el semáforo apagado, el F150º de Alonso arranca más rápido que nadie para liderar la carrera antes de la primera curva. Hamilton cayó sin enterarse, y en el duelo Fernando – Webber, el asturiano aprovechó hasta el último milímetro de pista para hacerle un interior y desatar la locura en las gradas.

Las Pirelli que calzaba el Ferrari se olvidaron de los tradicionales patinajes para poner en cabeza una utopía que iba a durar más de lo que podría pensarse. Sin lugar para el debate, el monoplaza italiano fue en Barcelona el más lento de los grandes favoritos. Vettel, que también sobrepasó a Mark en el inicio (oh, qué sorpresa), sufrió detrás del bicampeón español vuelta tras vuelta, y ni el DRS ni el KERS (ese KERS que en Red Bull tan solo sirve de contrapeso) conseguían encontrar un hueco en el estrecho asfalto barcelonés.

Cambio de planes en boxes
La presencia de Fernando incomodaba intensamente al equipo austríaco. Aunque la diferencia real de ritmo era abismal, la escudería de la bebida energética modificó su plan inicial y comenzó la ruleta de paradas con apenas diez giros disputados. Solo Button confió en una estrategia a tres paradas, mientras en cabeza el triplete Alonso – Vettel – Hamilton nos dejaba unas vueltas preciosas en un Mundial que, a pesar del dominio Red Bull, nos deja una y otra vez pequeñas perlas de competición de la buena.

Con veinte vueltas se producía el cambio de poderes definitivo. Sebastian se agarraba a la primera plaza a la vez que Lewis Hamilton optaba por abandonar la esquizofrenia de paradas y alargar su paso por el garaje. El actual Campeón del Mundo cumplió el guión y abrió hueco con Alonso y su compañero de marca.

El más listo de la clase fue Lewis Hamilton, que con una estrategia perfecta, un coche brillante y una conducción magistral, siguió acercándose paso a paso a un Vettel que veía que en Barcelona la victoria no costaría lo mismo de siempre.

Alonso no puede más. Hamilton a por todas
El GP se partió en dos frentes con la mitad de la carrera disputada. Arriba, duelo de titanes entre Red Bull y McLaren. Dos de los mejores pilotos del ‘Circo’ cara a cara. Detrás, muy detrás, Button ratificó las buenas prestaciones de las flechas plateadas dejando en la cuneta a Fernando y Webber. El australiano se consoló superando al español, que terminaría siendo doblado incluso por la cabeza. Gran carrera, pero el F150º necesita una evolución más radical.

En la lucha por el triunfo, los aficionados pudieron saborear dieciséis vueltas de una batalla donde las manos de Sebastian pudieron resistir el acoso constante de un Lewis incansable. Estuvo más cerca el McLaren, pero todavía no es suficiente.

No hay parón y en apenas siete días la F1 vuelve a rodar en su circuito más legendario. El GP de Mónaco, con el DRS finalmente presente, necesitará de un milagro para evitar el monopolio de los Red Bull, que sin rival en el día de clasificación, solo parecen amenazados por otra salida mágica de Fernando Alonso. En un circuito único, los milagros son más posibles que nunca.

Noticias relacionadas

Dovizioso se impone a Marc Márquez en Motegi y aprieta el Mundial de MotoGP

El podio de la prueba lo completó el transalpino Danilo Petrucci

Márquez: "Los recuerdos son increíbles, el año pasado ganamos el campeonato en esta carrera"

Buenas sensaciones tras los últimos GP

Viñales: "Nuestra moto puede ir muy bien en las tres próximas carreras"

Hamilton asesta un golpe al Mundial tras el abandono de Vettel

Alonso, undécimo

Hamilton logra la pole que le faltaba en Suzuka y Alonso saldrá último

Nueva decepción de Honda
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris