Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Cuidado que vienen las izquierdas del PSOE!

Se necesita tener una mente retorcida para engañar al pueblo con tanto desparpajo
Miguel Massanet
jueves, 19 de mayo de 2011, 07:09 h (CET)
“Quien miente en una cosa faltará a la verdad en todas” dice la máxima latina y, créanme, no puedo encontrar una frase que les cuadre mejor a estos del PSOE que, no encontrando argumentos mejores con los que atacar al adversario político, se dedican, en el paroxismo de la desesperación, a intentar desacreditarlo, achacándole todo cuanto de mal pudiera traer a los españoles el peor de los enemigos de la patria; con una importante salvedad, que todo aquello de lo que intentan valerse para convencer al electorado de que, el PP, es la “bestia negra” que va a acabar con el famoso “estado del bienestar” y que va a ensañarse con los más pobres, para privarles de todas “las conquistas sociales” que, ellos, los socialistas “les han proporcionado” en los más de siete años que llevan al frente de país, no es peor a lo que, ellos mismos, con su desgobierno y errores políticos, han conseguido traernos a todos los españoles, durante el tiempo en que han estado al frente del gobierno de España. ¡Qué viene la derecha!, ¡qué llega la extrema derecha!, ¡qué la derechona está amenazándonos con sumir al pueblo en la miseria! Son los eslóganes que, en parecidos términos, se están dedicando a difundir los “imaginativos” líderes del Partido Socialista, intentando, una vez más, utilizar el mismo método del que se han valido cada vez que los españoles acudimos a las urnas para elegir a nuestros representantes políticos.

Lo que sucede es que, este manido recurso del que se han valido para engañar a los ciudadanos, ya no cuela; ya no hay nadie que se lo trague porque, cualquier persona que tenga un mínimo de discernimiento no tiene más que echar una mirada a lo que han sido estos siete años de gobierno del señor Rodríguez Zapatero y sus ejecutivos (porque ya son varios los que ha elegido durante sus dos mandatos y, en honor a la verdad, lo único que se puede decir de ellos es que, cada uno ha sido peor que el anterior), comprobar lo que ha sido de aquellas promesas de “talante”; “pleno empleo”; “mejora del bienestar social” y del nivel de vida de los españoles; diálogo fluido con la oposición; lucha contra ETA y respeto por la Ley de Partidos y el Pacto por las Libertades.. Todos aquellos ofrecimientos se han esfumado y ahora comprobamos alarmados lo que, en realidad, tenía en su mente. La crisis acabó con sus utopías.

Se necesita tener una mente retorcida para engañar al pueblo con tanto desparpajo como lo hizo ZP; se precisa mucha temeridad para asumir el gobierno de la nación cuando, como se ha demostrado después, su único bagaje para gobernar, a falta de la preparación precisa para ello, ha sido una soberbia desmesurada, una egolatría insuperable, una desfachatez inconmensurable y un sectarismo filo comunista, que han hecho de él una persona capaz de llevarnos a la situación actual; con casi 5 millones de parados, endeudados hasta la coronilla, pagando unos intereses desmesurados por nuestra deuda y una prima de riesgo que supera los 200 puntos básicos; con problemas en nuestras cajas de ahorros y la economía apenas sostenida por nuestras exportaciones ya que, el consumo interior ha quedado colapsado. Resulta patético escuchar, al señor Rubalcaba, alertar del peligro de que gobierne el PP y ensalzando los logros de los socialistas, hablando de que, en Teruel y en Guadalajara, la gente prefiere ir a los hospitales locales cuando, la realidad, la evidencia, señor Rubalcaba, la tenemos a la vista nada más viendo la cantidad de ambulancias y pacientes que vienen por sus propios medios desde ambas comunidades al Hospital Puerta de Hierro de Madrid, precisamente para huir de los mal dotados centros de asistencia de tales comunidades. ¡Un poco de seriedad!

Tampoco se han quedado cortos el señor Blanco y el señor Zapatero, este último, afecto de constantes ataques de histeria, como lo demuestra en cada uno de los mítines a los que acude, donde grita como un desaforado, intentando que, la cada vez más escasa asistencia que acude a verlo, se contagie de su enajenación. Para ellos el único objeto de la derecha es privar a los trabajadores de lo que ellos llaman ¡avances sociales!, pero, ¿cuáles, son estos avances que se atribuyen? A no ser que, el conseguir situar a cinco millones en el paro, doblando la media europea y triplicando el alemán, lo consideren como un gran avance social o, acaso, se refieran a reducir un 5% del salario de los funcionarios o congelar las jubilaciones cuando, en los meses que llevamos de este año ya estamos al 3’8% de incremento del IPC. ¡Bravo por sus mejoras sociales señor ZP! Es posible que despilfarrar el dinero como lo hacen en los ERE’s fraudulentos de Andalucía o en esta guerra contra Gadafi, que parece que no va terminar nunca o los regalos de sus ministras a sus amigos de las ONG’s, como ocurre con la señora Pajín que va a repartir 200 millones de euros o la señora Sinde que regala otros 5 millones de euros para las fundaciones de los partidos mayoritarios, porque los otros no tienen derecho a chupar de la vaca. ¿Dónde está la ley que debería poner un tope en el gasto de las CC.AA?, ¿qué pasa con Cataluña que, cada vez que el Gobierno central amaga con recortarles alguno de sus despilfarros, acaba por retroceder con el rabo entre las piernas?

No debemos olvidarnos de lo que viene ocurriendo con el TC que, desde que pusieron mayoría de magistrados afectos al PSOE, parece que ya no se molestan en guardar las formas y, al visto bueno para Bildu, es muy probable que le siga la legalización de SORTU y se habla de que, a causa de la alarma social por el tema de Bildu, no se ha llevado adelante el proyecto que tienen sobre la mesa por el cual se va a prescindir de la doctrina Parod, para que 50 etarras que purgan prisión en virtud de la Ley de 1973, puedan salir a la calle. Está en el alero el propósito de suprimir el que se pueda ejercer la “acción popular” algo que, por lo visto, no le gusta nada al gobierno socialista del señor ZP. Alguien sostiene, como el señor Mayor Oreja, que la verdad es que el Gobierno y ETA siguen un plan preconcebido, que principió con la negociación secreta de la anterior legislatura. La liberación de etarras, la desaparición de otros, el apoyo de líderes del PSOE a la participación de los etarras de Bildu en la instituciones; no hacen más que confirmar que es muy posible que, el señor Mayor, esté en lo cierto.

Al parecer, estos del partido socialista quieren morir matando y se dice que tienen en la recámara 65 nuevas leyes con las que, probablemente, van a dejar “atado y bien atado” todo lo que pueda impedir al PP, su posible sucesor en el gobierno, gobernar a su aire; de modo que, como han hecho con los miembros designados para el TC, la mayoría de las instituciones queden en sus manos para seguir dando guerra desde la oposición. No dudo de que muchos que, en su día, votaron a los socialistas, lo hicieron de buena fe, pensando que un cambio de gobierno sería bueno para España; no obstante, después del fracaso de la gestión de este Gobierno, ante su evidente incapacidad para dirigir la nación, su apoyo a los banqueros y su absoluta falta de reacción ante un paro, que no han sabido controlar, los que en los comicios venideros lo volvieren a hacer ya no podrán alegar desconocimiento ni falta de información respecto a como se las gastan estos sucesores de Pablo Iglesias que, a la vista está, parece que han quedado anclados en el pasado, como si la sociedad fuera la misma y no se hubiera progresado. Lo que ocurre es que la derecha gobernó y trajo bienestar y ellos no han sido capaces más que conducirnos a la bancarrota. O eso es lo que yo pienso al respecto.

Noticias relacionadas

Cayendo en la Misandria

El feminismo como tal surgió en España en la década de los 70

La supremacía blanca y la permisividad del presidente Trump

Imponderables

Hemos de contar con las debilidades humanas...para contrarrestarlas, claro

El negativismo izquierdista como arma de lucha

Los ignorantes son los muchos, los necios son los infinitos; y así el que los tuviese a ellos de su parte, ese sería señor del mundo entero.” B. Gracián

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris