Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El “Crecimiento” de un bochorno mundial

Un escándalo sin fronteras
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 19 de mayo de 2011, 06:57 h (CET)
Dijo Paul Bourget que la suerte es el pecado del virtuoso y la virtud del inútil, aforismo que se cumple cuando analizamos el derrotero de ciertos curas convertidos en presidentes por obra y gracia del pensamiento mágico, la misoginia ingénita y la tradición autoritaria del Paraguay.

Hacia fines de la dictadura neo nazi de Alfredo Stroessner, el Paraguay trepó a uno de los primeros lugares del mundo en producción de soja, ubicándose por poco detrás de gigantes cerealeros como Estados Unidos, Brasil, Rusia o Argentina. Quienes analizaron el tema descubrieron que en realidad se trataba de un crecimiento artificial en los números desencadenado por el copioso contrabando ingresado desde Argentina y Brasil, donde se habían establecido gravámenes a la exportación de materias primas, buscando que la producción aumente su valor agregado en detrimento de la producción primaria.

En ese contexto, si hay algo que crece en relación a Fernando Lugo, además del contrabando de sojeros -que no desean pagar al gobierno de Cristina Fernández los altos impuestos por exportar desde Argentina sus materias primas, en detrimento de la economía de su pais- y que infla artificialmente la producción paraguaya, es el bochorno mundial en el cual ha envuelto a la ya alicaída imagen de su pais.

Ello a pesar de las enormes erogaciones realizadas en “asesores de imagen” y sobornos a periodistas venales para encubrir sus papelones. A propósito de despilfarros en asesorías, la prensa local publica hoy que el cura presidente Fernando Lugo pagará US$ 15.000 a la Fundación Bariloche de Argentina para recibir asesoramiento en política energética a ministros y titulares de Itaipú y Yacyretá. Así informaron ayer los miembros de dicha fundación, Héctor Pistonesi y Daniel Bouville, quienes dictaron un taller como quien hace un favor a la patria.

Algunos de los alumnos del oneroso cursillo, a quienes creíamos suficientemente versados en estos temas, son el titular de la ANDE, Ing. Germán Fatecha, y los directores generales paraguayos interinos de Itaipú y Yacyretá, Gustavo Codas y Miguel Fulgencio Rodríguez; el titular de Petropar, Juan Alberto González Meyer, el Ing. Ricardo Canese; el titular del Banco Central del Paraguay, Jorge Corvalán, y el asesor presidencial, Hugo Ruiz Díaz.

Al parecer, gran parte de las "compensaciones" de Itaipú se despilfarrarán así entre los amigos del generoso cura con hijos, que seguirán defendiendo a su benefactor a pesar de las ostensibles pruebas que ha dado de ser un quemo internacional.

Si bien la BBC de Londres ya catalogó a Fernando Lugo entre los nueve mayores escándalos de la historia, otros analistas superan la marca y afirma que el cura presidente en realidad se encuentra entre los cinco más grandes papelones.

Un escándalo sin fronteras

Como ya no es ninguna novedad, Fernando Lugo vuelve a ser noticia por sus bochornos y papelones con los cuales denigró la investidura presidencial del Paraguay, y que vuelven al tapete debido al escándalo que envuelve a Dominique Strauss Kahn.

De acuerdo a lo publicado por la publicación argentina EL DIA, “Fernando Lugo, obispo católico laico y actual presidente de la República del Paraguay, asumió sus funciones en una atmósfera de virtuosismo y seriedad. No obstante, a meses de su asunción, comenzó a caer una lluvia de mujeres que fueron salpicando el honor del mandatario. Tres causas de demandas por paternidad lo persiguieron durante un lapso en el que la justicia comprobó una, rechazó otra y dejó la última en receso. Entre las mujeres que lo demandaron se encuentra Viviana Carrillo (casualmente la madre del único hijo reconocido) de quien se especula que era menor en el momento en que tuvo su affaire con Lugo”.

El sitio IMPRE.COM, agrega: “El presidente paraguayo llegó al poder por su notoriedad rodeada de un halo de honestidad. Sin embargo, no mucho después se desplegó el escándalo. El ex obispo paraguayo, devenido presidente, enfrentó tres demandas por paternidad en poco tiempo. Los “deslices” ocurrieron durante el lapso en que Lugo aún conservaba los hábitos. Hasta ahora Lugo sólo confirmó la paternidad del hijo que tuvo con Viviana Carrillo” Desafortunadamente para los abogados del bochorno y la incapacidad, Fernando Lugo está definitivamente consagrado en la galería de papelones a nivel universal.
Lo que se dice un papelón en mayúsculas y con todas las letras para sus abyectos y lacayunos seguidores, que siguen sin darse por enterados.

Ya lo advertia Samaniego: Te juzgarán virtuoso si eres, aunque perverso, poderoso; y aunque bueno, por malo y detestable cuando te miran pobre y miserable.LAW

Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris