Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Otra visión   -   Sección:   Opinión

¿Qué nos pasa señores?

Nani Molina
Redacción
miércoles, 23 de febrero de 2005, 00:52 h (CET)
No sé lo que le pasa a la izquierda española, que cada vez resultamos ser menos y más divididos. Cada vez que se nos viene encima un congreso salen nuevas corrientes que nunca sabes ¿de dónde vienen? ¿Qué es lo que quieren? En fin siempre hay gente nueva dispuesta a dividirnos mas si cabe hoy en día. Los partidos de derechas no sé si es porque su ideología les permite seguir a un solo líder sin importar mucho quien sea, lo cierto es que nunca veras ningún desaire y van todos a una como en Fuente ovejuna.

El caso del PSOE es paradójico, son capaces de agrupar en esas siglas a marxistas, como es el caso de Alfonso Guerra, a nacionalistas (Maragall), a patrióticos (Ibarra) o a rancios liberales como es Solbes. Cuando Maragall llega y pide mas autonomía para Cataluña, aparece Ibarra y Bono, a decir que la unidad de España es indivisible. Pero sin embargo están, y forman parte de este incoherente gobierno de la nación.

El caso de IU es sangrante, en su día IU quiso ser por poner un ejemplo fácil lo que es hoy en día el movimiento antiglobalización. Hoy en día somos un ejemplo de cómo dividirnos cada vez más y más aunque quedemos cada vez menos. Esta el sector crítico, presidido por mi paisano Javier Aguilera, corriente roja, cuya representante es Nines Maestro, y ahora ni siquiera es una mera corriente de opinión sino que funciona como un partido político del que cada uno de sus militantes pueden optar o no optar por estar dentro de IU, luego esta el sector oficialista que es el que lidera el coordinador de la coalición, Gaspar Llamazares. Pero creo que el sentimiento de la militancia de base, es que hay que dejarse de coaliciones, que sí que esta muy bien el debate interno. Pero ese debate interno, si es interno, no debe de traspasar los límites internos de la coalición.

Bueno y no hablemos del PP, estos si que saben. Sus militantes van todos a una, y si en la elección del líder sale un voto de una persona que se abstiene, todos lo buscan y se crea un gran misterio sobre quien será ese que rompe la unidad de acción y de debate del PP. Este partido es el mas extremo de todos en la cuestión de organización, y de algunos aspectos teníamos que tomar ejemplo los partidos de izquierdas. Hay que tomar ejemplo en que las rencillas se queden en los órganos internos y no fuera.

Pido a cada persona de izquierdas que sea también militante, que nos dejemos de discusiones. Que cada vez que nos peleamos y sale a la luz, hay un votante que no nos presta su voto. Mientras sigamos mirándonos el ombligo, no conseguiremos mirar al resto del mundo.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris