Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

La tragedia de Wanjiru

Se suicida el actual campeón olímpico de maratón
Daniel Sanabria
martes, 17 de mayo de 2011, 07:28 h (CET)



Samuel Wanriju se arrojó por el balcón
de su casa de Kenia.


En la madrugada del domingo al lunes Samuel Wanjiru decidió arrojarse por el balcón de su casa de Kenia. Unos meses antes fue acusado de amenazar a su mujer con un Kalashnikov ruso, el fusil de combate diseñado por la URSS en la Segunda Guerra Mundial. Era el actual campeón olímpico de maratón y uno de los candidatos a batir la plusmarca mundial vigente en la distancia. Algo falló para que en su lugar, decidiera acabar con su vida.


El deporte de elite esconde algo que se escapa del entendimiento de la gente normal. Se cuentan por docenas los deportistas que han elegido el suicidio en lugar de la lucha contra lo que sea que oprimía sus ganas de vivir. El caso de Wanjiru es más sangrante si cabe, ya que decidió marcharse con tan solo 24 años de edad y en la cresta de la elite. Su caso, sumado al de otros tantos, rompe el mito de la trilogía de la felicidad: fama, dinero y poder.



Kokichi Tsuburaya




El nueve de enero de 1968 Kokichi Tsuburaya, maratoniano japonés, no acude a desayunar. Sus compañeros suben a su cuarto y le encuentran tendido sobre la cama y con una medalla olímpica en la mano. La noche anterior se seccionó la carótida con una navaja de afeitar. Su orgullo llevaba herido cuatro años, desde que un atleta británico le arrebató la plata olímpica a pocos metros del final mancillando el honor de su país. Jamás llegó a superarlo.





Luis Ocaña


Luis Ocaña (segundo español en lograr un Tour de Francia) se suicidó entre la depresión y la hepatitis, al igual que Robert Enke, portero de fútbol alemán que se arrojó a las vías del tren poniendo así punto y final a la depresión que sufrió tras la muerte de su única hija. Jesús Rollán, portero de la selección española de waterpolo, no pudo superar su adicción a las drogas y también eligió el camino más fácil, como el recientemente fallecido Alberto León, señalado con el dedo índice en la Operación Galgo.



En muchas ocasiones los ciudadanos anónimos pensamos que la fama sólo viene acompañada de privilegios: dinero, imagen, trabajo, ego... Pero en la trastienda del deporte de elite hay algo que no conocemos, algo que impulsó a dieciséis ciclistas holandeses a perder la vida entre 1987 y 1990. No es oro todo lo que reluce. Ni siquiera las medallas olímpicas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris