Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Lidia Gueiler

Desde que se crearon los Estados la humanidad ha tendido a estar gobernada por varones
Isaac Bigio
martes, 17 de mayo de 2011, 07:18 h (CET)
Hoy en día en el Mar del Norte hay 3 damas que reinan, aunque no gobiernan, a Holanda, Dinamarca y Reino Unido. La monarca de Londres, a su vez, regenta otros 15 países. Además, otros 14 países han electo a jefas de Estado o de gobierno.

Argentina fue la primera república americana en haber tenido una presidenta y ahora es el único de su hemisferio en tener a su segunda presidenta.

El Perú es hoy el primer país americano en tener una segunda primera ministra. Desde el 19 de marzo Rosario Fernández ejerce tal cargo bajo el gobierno de García, en tanto que Beatriz Merino fue la primera mujer que tuvo tal puesto de julio 2002 al del 2003 bajo la presidencia de Toledo.

Y este mismo país tiene, por primera vez en su historia, a una mujer que disputa una segunda ronda. Si Keiko Fujimori llegase a ganar los comicios del 5 de junio ella se convertiría en la onceava presidenta latinoamericana.

Justo al mes desde que Keiko se clasificó para el balotaje se murió en La Paz la primera mujer que fue electa directamente a la presidencia en las Américas. Ella fue Lidia Gueiler, quien falleció el 9 de Mayo, cuando le faltaba poco para que el 28 de agosto celebrase sus 90 años.

En tanto presidenta de los diputados Lidia fue electa por el congreso para ser la primera y única presidenta que haya tenido Bolivia el 16 de noviembre de 1979. Llegó a tal posición tras que una huelga general impidió el golpe de Natusch Busch desencadenado 16 días antes. Dejó el poder a los 8 meses tras otro cuartelazo (el de García Meza del 17 de julio de 1980).

Una mujer más joven que ella (Isabel Perón, quien nació en La Rioja 10 años después que ella viniese al mundo en1921 en Cochabamba) fue la primera mujer que llegó a la presidencia en las Américas aunque ella no fue electa directamente para ese cargo sino al de vicepresidenta de su esposo (Juan Perón), quien, al fallecer el 1 de julio de 1974, le dejó la silla.

Tanto Isabel como Lidia duraron poco en el poder pues ambas fueron derrocadas militarmente para nunca más volver allí y acabar gran parte de sus vidas residiendo en el exterior. Mucho menos tiempo, sin embargo, duró la única presidenta que haya tenido Ecuador (Rosalía Artega quien solo estuvo del 9 al 11 de febrero de 1997 en dicho puesto).

Las primeras presidentas latinoamericanas que durasen años en el poder y que se saliesen sin haber sido derrocadas fueron Violeta Chamorro (Nicaragua, 1990-97) y Mireya Mosco (Panamá, 1989-94)

Mientras la altoperuana Lidia debutó en política militando en la clandestinidad y siempre se proclamó como izquierdista y feminista, la peruana nikkei Keiko apenas cumplió la mayoría de edad fue designada por su padre para ser la primera dama más joven de su país y siempre estuvo asociada a causas conservadoras en lo social, económico y político.

Cuando se dio la revolución boliviana de 1952 ella fue una de las líderes del ala de izquierda del gobernante MNR y de la Central Obrera Boliviana (COB, quien fue un poder paralelo). Se casó con Edwin Moller, uno de los líderes del trotskista Partido Obrero Revolucionario, y luego fundó junto a Lechín (el jefe de la COB) un partido laborista radical (el PRIN), el cual estuvo en la oposición durante la mayor parte de las dictaduras miliares que se dieron de 1964 a 1978.

Ella fue la única militante del PRIN que llegó a gobernar el país, aunque lo hizo sin mayor poder y bajo el ruido de los sables. El siguiente partido de origen sindical que llevaría a una dama a la presidencia es el Partido de los Trabajadores quien hoy gobierna al Brasil con Dilma.

Si el PRIN fue deshecho por la gran inestabilidad política de su país y la competencia entre la izquierda extrema y la democratizante, el PT se consolidó como el partido anti-sistema del sistema.

Pese a su hostilidad a las juntas militares Lidia estuvo con el gobierno de coalición entre el Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Paz Zamora con el ex dictador Hugo Bánzer de 1989-93.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris