Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Abucheos para Supermán Camps

Y también para la “dama de hierro”
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 15 de mayo de 2011, 12:39 h (CET)
Entramos en la última recta de la campaña electoral y los políticos se movilizan cada día multiplicando su presencia en diversos actos y acudiendo a barrios y pueblos que no han pisado durante toda la legislatura. En Valencia las encuestas dicen que el Partido Popular arrasará en las urnas pero a pesar de ello sus cabezas de lista tanto de las municipales como de la capital del País no se quedan en casa e intentan darse un baño de multitudes rodeados de su prepotencia habitual. Francisco Camps y Rita Barberá pisan las calles con el objetivo de seguir arañando votos y con la creencia de que todos los valencianos están rendidos a sus pies.

Pero en las últimas horas les ha salido la criada respondona y en dos lugares distintos han sido abucheados por esa parte de la ciudadanía valenciana, todavía existente, que no cree en las mentiras con las que los dirigentes de la muchachada de la gaviota llevan años entonteciendo al pueblo valenciano. A pesar de los silencios de Canal 9 y de la genuflexión continua de una parte de los valencianos ante ellos han tenido que sufrir la afrenta de escuchar pitos y abucheos que no eran otra cosa que la protesta de algunos de sus administrados contra la política de eventos de cartón piedra y amiguismo que llevan años ejecutando en todos los rincones de la Comunitat Valenciana donde ejercen el poder.

En Ontinyent Francisco Camps fue recibido por un grupo cercano a los dos centenares de personas que, además de los gritos, le lanzaron algún que otro chorizo para recordarle el asalto a las arcas públicas que desde la trama organizada de los implicados en el caso Gürtel se ha venido haciendo durante tanto tiempo, no faltaron las reseñas a los “amiguitos del alma” ni tampoco las protestas por el cierre de las emisiones de TV3 en el País Valencià, pero el “señor de los trajes” permaneció impertérrito ante el abucheo generalizado, no abandonó en ningún momento su gesto de santurrón libre de todo pecado y envolviéndose en los patrioteros pliegues de la senyera y en lo mucho que le quieren los valencianos siguió con las celebraciones mientras Alfonso Rus, Presidente de la Diputación de Valencia, en uno de sus habituales gestos de chulería, chabacanería y prepotencia desafió a quienes protestaban al grito de “si hay maleantes que dicen lo que dicen, aquí estamos nosotros, aquí esta el supermán” elevando al President Camps a la categoría de héroe de cómic.

Otros caminos llevaron a Rita Barbera, alcaldesa de Valencia, hasta el barrio de Benimaclet en Valencia, una barriada que durante mucho tiempo estuvo situada entre bancales de huerta y que hoy ha crecido urbanísticamente sin ver aumentados los servicios que el Ayuntamiento debiera prestar a sus habitantes. Allí también cunde el descontento entre sus moradores, ya lo demostraron hace algunos meses cuando esta peculiar “dama de hierro” valenciana visitó el barrio con motivo de la Fiesta de la Tapa y fue abucheada. En esta ocasión acudía a un centro de la tercera edad, es más fácil tener secuestrado el voto de los ancianos, y un especial comité de bienvenida la esperaba para obsequiarla con un ruidoso concierto de pito que había sido convocado vía Internet. A pesar de los esfuerzos de la policía allí presente y de la guardia pretoriana de la alcaldesa, que elevó el tono de la megafonía ambiente, Rita Barberá pudo darse cuenta de que no todos los valencianos aprueban su labor populista al frente de la alcaldía de la ciudad.

Queda una semana para que el pueblo valenciano tome conciencia y se decida a cambiar los caretos de los políticos que hasta ahora han venido muñiendo, en muchos casos en su favor o en el de “amiguitos del alma” la caja común de los valencianos, queda una semana para dar carpetazo a un gobierno autonómico y municipal que tan sólo se ha dedicado a ofrecer millones de euros y beneficiar a sus más allegados o a aquellos que les ofrecían o les podían ofrecer cuantiosas dádivas, queda una semana para ir a votar para botarlos de sus cómodos asientos, queda una semana para que los valencianos guarden en el cajón del olvido ese refrán que dice que “más vale malo conocido que bueno por conocer” y acudan en masa a las urnas, queda una semana para ir a votar para botarlos.

Noticias relacionadas

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?

Por un estado de ánimo más armónico

El ser humano tiene que despertar y hacer posible un mundo libre y responsable

Las Ramblas

Sor Consuelo: ¡Divina-mente!

Bella Rusia

Rusia está avanzando y modernizándose, pero le queda una considerable tarea en bastantes aspectos

La tortilla

Cada día surgen a nuestro alrededor –especialmente en los medios- expertos en cocina y en gastronomía
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris