Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La delgada línea roja   -   Sección:   Opinión

De aquellos polvos, estos lodos

El Gobierno tendrá que rebajar sus previsiones, aunque mantiene que España crecerá el 1,3% en 2011
Antonio Pérez Omister
@esapo1
viernes, 13 de mayo de 2011, 22:49 h (CET)
No obstante, lo fía todo a la exportación, que puede aportar el 0,9% al PIB y tira muy fuerte en lo que va de año, pero lo que no tira es la demanda interna, que presenta un encefalograma plano.

Generar consumo con casi 5 millones de parados, es tarea harto difícil. Las deslocalizaciones de empresas, los EREs –fraudulentos o no–, las externalizaciones de servicios de las grandes empresas, los continuos recortes salariales, la precariedad laboral, la congelación de las pensiones, el hundimiento del sector de la construcción, uno de los motores económicos de este país, etcétera. Todas estas arbitrariedades, expolios y abusos, finalmente nos han pasado factura. Una onerosa factura que nos tocará pagar –como el rescate de la banca– a los que hemos sufrido estas injusticias, y no a quienes las han perpetrado enriqueciéndose con ello.

Cada asalariado, es un consumidor en potencia. Si reducimos su salario, mermamos su poder adquisitivo y cae el consumo. Es así de sencillo, no hay vuelta de hoja. Si se recorta un salario paupérrimo, nos queda la limosna de un menesteroso.

Además, para generar consumo entre aquéllos que todavía conservan su empleo, la confianza en el futuro es fundamental. Y el clima actual no es propicio: todas las encuestas del CIS reflejan que el 80% de los españoles ven con pesimismo el futuro.

La confianza del Gobierno en el sector exterior tiene algún fundamento. Los datos de exportación que maneja el Ministerio de Industria y Comercio, señalan un crecimiento moderado en algunos sectores que oscila entre el 25% y el 30%.

Una lectura más detallada nos muestra que se trata de sectores con una larga tradición exportadora, muy internacionalizados, y que están acelerando las ventas en el extranjero porque el mercado nacional no acaba de arrancar.

De todos modos, el sector exportador no tiene capacidad para tirar por sí solo de la economía española. Sería una locomotora, si el sector exportador fuera el 50% del PIB, como sucede en Alemania, mientras que España no llega a la mitad del nivel alemán.
Claro que, en Alemania, a pesar de pagarse unos salarios muchos altos que en España, no se hicieron el harakiri económico dedicándose a desindustrializar el país como hicieron en España una pandilla de empresarios desaprensivos con la complicidad de unos políticos paniaguados.

De aquellos polvos, estos lodos.
Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris